miércoles, 2 de abril de 2014

NEKANE PASCUAL DÍAZ, PRIMERA MUJER EN FORMAR PARTE DE LA BANDA MUNICIPAL DE MÚSICA DE PORTUGALETE



En muchas ocasiones nos retrotraemos a siglos pasados buscando tal o cual personaje, referente de algún acontecimiento o avance social, cuando al lado nuestro, a pie de calle, tenemos   a protagonistas que han sido un antes y un después en diversas actividades reconocidas por todos.

Durante siglos la mujer ha tenido que ganarse poco a poco y paso a paso su derecho a ser tratada y reconocida como un miembro más de la sociedad, respetando sus opiniones, ideas y aportaciones al conjunto de la comunidad y participando en trabajos destinados tradicionalmente al mundo masculino.

Para llegar a este punto, distintas mujeres fueron punta de lanza en diferentes campos sociales, siendo las primeras en integrarse y abrir camino a otras, normalizando actividades sociales anómalas hasta esas fechas.

Una de esas mujeres es Nekane Pascual Díaz, primera mujer en ser miembro de la Banda Municipal de Música de Portugalete después de más de tres cuartos de siglo de historia ininterrumpida de esta institución solo formada por hombres.

Con tan solo 12 años, Nekane Pascual pasó a formar parte de esta importante formación portugaluja, continuando con una saga familiar que se remonta a décadas anteriores a la fundación de la Banda Municipal de Portugalete.

Dentro de la familia de Nekane Pascual se encuentra su primo Santiago Díaz Pérez, director y fundador de la academia de txistus “Agorgaitza” o su hermano Patxi, músico que se integró dentro de la Academia de Música de Portugalete con tan solo 7 años, miembro de la Banda Municipal de Música durante décadas y reconocido trompetista de grupos musicales de los años 80 como Opera Omnia. Desgraciadamente, Patxi falleció hace unos años a consecuencia de un fatal accidente de tráfico, perdiéndose uno de los mejores músicos formados en la villa de Portugalete.

Remontándonos al siglo XIX, su tatarabuelo Nicasio Taramundi formaba parte de los Txistularis del municipio que amenizaban las fiestas tradicionales en esas fechas.



Su bisabuelo Julián Taramundi aunque marino de profesión, fue un consumado acordeonista, continuando con la saga los hermanos de su abuela, por tanto tíos abuelos de la misma, perpetuando la tradición familiar dentro de la Banda Municipal de Música.

El mayor de los mismos, Ángel Taramundi Mazorriaga ingreso en la Banda a los 12 años pasando por todas las escalas dentro de esta institución, desde educando hasta trompeta primero, todas ellas obtenidas por oposición, permaneciendo en la Banda un total de 56 años.

El hermano de Julián, fue un reconocido clarinetista, ingresó a los 12 años en la Banda, terminando su vida musical dentro de esta institución jarrillera  como clarinetista primero tras permanecer  52 años en la misma.
El tercero de los Taramundi (Santos) ingresó en la Banda dos años antes que el resto de sus hermanos, es decir, a la edad de 10 años. Tras formarse y permanecer varios años tocando la trompa en Portugalete, pasó a tocar este instrumento en la Orquesta Sinfónica de Bilbao así como en la Banda Municipal de la capital vizcaína hasta su fallecimiento.

Finalizando con los familiares más próximos de Nekane, cabe destacar al sobrino de su abuela  Ángel Taramundi Elguezabal virtuoso del oboe y del piano, que tras desempeñar parte de su carrera en la villa de Portugalete, se traslada a Madrid tocando  en varias formaciones en esta capital hasta su temprano fallecimiento. Ángel Taramundi Elguezabal era hijo del trompetista Ángel Taramundi Mazorriaga.  
 



Nekane llega a la Banda a muy temprana edad formándose en el instrumento de Oboe. 

Esta particularidad dentro de la familia (tocar el oboe, ya que hasta esos momentos era tradición en la familia Taramundi que la nuevas generaciones de la saga aprendieran a tocar el mismo instrumento que habían tocado sus antecesores) causa una notable alegría a su Tío Abuelo Ángel. Tras pasar por la Academia de Música, su primera actuación con la Banda Municipal se produce el 14 de agosto de 1981.

Para esas fechas llevaba 3 años de aprendizaje del instrumento en la Academia de Música de Portugalete, finalizando sus estudios de solfeo un año después de su primera actuación con la Banda Municipal. Cursaba 7º de E.G.B. 

La norma en tiempos años era estar unos años en la Academia y posteriormente debutar como educando en la Banda Municipal. En el momento del debut público de un nuevo miembro de esta institución, el músico ejecutaba un solo en su primer concierto, siendo  “El Caserío” de Guridi la pieza que le tocó interpretar a Nekane durante su primer concierto bajo el quiosco de la Plaza del Solar.   

En el momento de pasar a formar parte de la Banda Municipal de Música de Portugalete, junto a Nekane se encontraban dos chicas más, siendo la elección de la misma para formar parte de la Banda el instrumento que tocaba, solamente se encontraba un oboe dentro de esta formación y a criterio del director era que se necesitaba otro más.

El director que en esa época era Jon Fernández Urcelay. Urcelay era subdirector de la formación pero ante la marcha de Ángel García Basoco ocupó su puesto de manera interina hasta la llegada de Joseba Sáez Ortuondo. 

La presencia de Urcelay fue clave para la incorporación de la mujer en la Banda Municipal ya que los directores anteriores no querían féminas dentro de esta formación.
 



Aunque Nekane siempre se sintió arropada por los componentes de esta formación, los principales ánimos y muestras de apoyo los recibió de su propio hermano, el reconocido trompetista Patxi Pascual y  del clarinetista Félix Ayo, una persona de gran humanidad que la ayudaba a  estudiar, le regalaba disco de oboe y siempre la trató con gran cariño.

Félix Ayo era el padre del famoso violinista internacional del mismo nombre, una persona que dejó un gran recuerdo entre las personas que le trataron durante su permanencia en la Banda Municipal de Portugalete.     
Desde esas fechas, la actividad de Nekane en esta formación ha sido ininterrumpida, siendo en la actualidad uno de los miembros más antiguos de esta institución portugaluja.   

Nekane fue la primera mujer en tocar en la Banda de manera oficial, abriendo un camino ocupado en la actualidad  por otras compañeras que concierto tras concierto muestran su trabajo en esta reconocida y valorada institución portugaluja.

Mujeres como Nekane han hecho posible que hoy en día veamos como normal pautas y conductas que hasta no hace tanto estaban dedicadas en exclusiva al género masculino.


Junto a estas líneas y a modo de ilustración, varias instantáneas de Nekane en la que la misma fue la precursora de la entrada de mujeres en una institución que a fecha de hoy es un pilar básico de la cultura de la villa con más de un siglo de antigüedad.

Las fotos corresponden a 1981 y en las mismas se puede apreciar tanto a Nekane como a su hermano Patxi, como ya en referido en líneas anteriores, uno de los mejores trompetistas con los que ha contado nuestra localidad, en las fiestas patronales de 1981 y a la protagonista de estas entrada en uno de sus últimos conciertos.   

Finalmente quiero agradecer a Nekane los datos aportados para poder realizar este pequeño artículo que espero que sirva para conocer mejor las actividades de nuestros vecinos que muchas veces ni conocemos su trascendencia ni la importancia de las mismas para la sociedad actual.

Espero que la entrada guste y hasta la próxima.