jueves, 10 de julio de 2014

A LA MEMORIA DE ECHARTE, PINTOR DE LA VILLA



El día de ayer falleció a la edad de 88 años el pintor y miembro de la cultura local Alberto Gómez Gonzalo, más conocido por el seudónimo con el que firmaba sus obras “Echarte”.

Natural de Urioste, Alberto pasó la mayor parte de su vida en la villa de Portugalete donde se convirtió en un referente del mundo de la cultura local.



Destacado pintor que supo compaginar esta labor con otras relacionadas con la cultura de la villa, siendo a lo largo de su existencia un importante pilar del mundo pictórico y artístico de la localidad.



De su ingenio y arte salieron la mayor parte de las portadas ilustrativas de los libros que sobre Portugalete escribió en vida Cesar Saavedra así como gran número de ilustraciones que número a número componían las páginas de la desaparecida revista El Abra.   



Carteles, folletos o programas emblemáticos como el de la primera edición del Ibilaldia celebrado en Portugalete salieron de su destreza e ingenio.

Fue miembro de la Asociación de Acuarelistas Vascos y de la Asociación Artística Vizcaína, ostentando el cargo de vicepresidente de esta última organización.



A lo largo de su existencia participó en gran número de exposiciones pictóricas tanto individuales como colectivas, cosechando innumerables éxitos en las mismas.

Tenía en su haber varios galardones de los que cabe destacar El Gran Premio de Pintura Vasca de Donostia obtenido el año 1975.



Parte de su obra se encuentra reproducida en diversas publicaciones, destacando de entre todas ellas el libro publicado en  1989 titulado
Bizkaia-Vizcaya, Ayer y Hoy, cuya edición corrió a cargo de la empresa Babcock & Wilcox Española, S.A. recogiendo sus páginas una amplia muestra de muchos de sus trabajos realizados a lo largo de la geografía vizcaína.



Dentro de la serie roja de la Colección Temas Vizcaínos, publicó en 1991 un pequeño libro titulado “La Villa de Portugalete” donde Alberto realizaba una semblanza de los pasajes más importantes de la historia local. Este trabajo se encontraba ilustrado con diferentes obras realizadas por el mismo.



Su impronta ha quedado de manera visual hasta nuestros días. En los años 80 del pasado siglo realizó los tres murales que adornan la planta baja del consistorio portugalujo, un minucioso trabajo que le llevó a trabajar encima de diferentes andamios durante meses.



Colaboró de manera desinteresada con diversas organizaciones culturales que solicitaban sus servicios, apareciendo sus trabajos en las portadas o interior de las mismas. Fue uno de las personas que más animaron el proyecto de boletines que editó la Sociedad de Estudios Fray Martín de Coscojales, una filosofía de edición y reparto de ejemplares que era suscrita por el mismo por su falta de interés comercial y que traía a los lectores los trabajos de diferentes autores de la villa sin distinción de credo o de causas ajenas al interés de las obras que se publicaban en cada número.



De Alberto se podrían decir infinidad de calificativos que con toda seguridad se quedarían cortos si miramos con detenimiento su paso entre nosotros, pero si me gustaría reflejar en estas pequeñas notas en su recuerdo que Alberto Gómez Echarte era  además de un gran pintor y un referente de la cultura local, una gran persona, una persona buena con mayúsculas, una persona sin dobleces, alguien que siempre ayudó a todos los que se lo solicitaron, que facilitó y enriqueció con sus pinturas obras y proyectos relacionados con Portugalete la cultura y hasta la geografía de nuestra villa.



Desde este blog quiero trasmitir mi más profundo pesar por el fallecimiento de Alberto a todos sus familiares y allegados.



Descanse en paz este gran artista.



Espero que la entrada guste y hasta la próxima.