miércoles, 1 de diciembre de 2021

LA TERCERA EDICIÓN DE LA CARTA FUNDACIONAL DE PORTUGALETE Y EL "GAZAPO" QUE SE REPITE DESDE HACE 19 AÑOS.

 

El pasado mes de octubre, el Ayuntamiento de Portugalete presentaba por tercera vez la copia de la Carta fundacional de la Villa. Una edición ejemplar, gráficamente muy bien editada que contó para su presentación, como viene siendo habitual, con el presidente del Mareómetro Rubén Las Hayas Núñez, el Archivero municipal Roberto Hernández Gallejones así como el Alcalde de la Noble Villa Mikel Torres y la Concejala de Cultura Estibaliz Freije.

Personalmente me parece muy bien que las instituciones publiquen obras con la calidad con la que están editadas estas, pero para que una publicación se considere de una calidad notable debe tener un proceso de revisión minucioso y que no se escape nada que pueda enturbiar trabajos en los que se ha invertido un gran número de horas.

De esta publicación, como indico en un principio, se ha realizado tres ediciones. La primera en agosto de 2002 con una tirada de 500 ejemplares, la segunda en julio de 2008 de cien ejemplares siendo presentado la tercera y última hace escasas fechas con 1.500 ejemplares.    

Lo que me ha llamado la atención de este trabajo publicado en su primera ocasión hace 19 años, es como durante las tres ediciones publicadas a lo largo de este tiempo se repita un gazapo y que las personas que lo presentan, algunos de ellos habituales de los medios de comunicación en este tipo de eventos, con formación universitaria, no se hayan percatado del mismo.

Esto me hace pensar, que, si bien tenemos tiempo para posar ante los medios, no lo tenemos para revisar los textos. Es decir, que lo que se presenta para conocimiento y distribución pública no se lo ha leído ni dios. Pero ni ellos ni nadie del entorno que hace posible que esta obra haya visto la luz en tres ocasiones a lo largo de cerca de dos décadas.

Gazapos en libros es algo muy habitual. Ya decían los clásicos que “el mejor escribano echa un borrón”, pero lo que no es tan habitual es que en una obra de escasas páginas se escape el mismo gazapo hasta en tres ocasiones y esto es naturalmente, porque no se han producido una revisión de los textos en ninguna de las ediciones.

El gazapo, que se encuentra a simple vista, consiste en confundir el apellido de la fundadora de la villa, Dña. María Díaz de Haro por el de María López de Haro. Un gazapo que se repite cada vez que se edita este trabajo y que esperamos que se corrija si hay una cuarta edición.

Naturalmente, este gazapo cambia la identidad de la fundadora de Portugalete, y si hubiera producido un cambio de letras de María por Mencía tendríamos a otra persona distinta. Un familiar, pero otra persona distinta.

Hasta la próxima que creo que también va a ser pronto.