lunes, 25 de julio de 2016

EL GAZAPO DEL DÍA (III)




Continuando con la serie “El Gazapo del Día”, hoy acerco al blog varios detectados en una entrevista publicada en las páginas del diario El Correo el pasado domingo 17 de julio, realizada a la Directora General del Transbordador de Bizkaia, empresa que tiene en la actualidad la concesión de la explotación del centenario Puente Vizcaya.





En la página 17 dentro de la sección titulada “Ciudadanos” del citado medio de comunicación, la periodista realiza un repaso por diferentes apartados de la historia de este emblemático transbordador entrevistando a la señora Marta Uriarte, máxima responsable en la actualidad de este histórico medio de comunicación.     
   




Pasando por alto algunos pequeños detalles de los que se podría debatir que aparecen al comienzo mismo de la entrevista, el primer gazapo detectado comienza cuando se manifiesta que el primer intento de voladura de este medio de comunicación durante la guerra civil se produce “a manos de las tropas italianas con unas cargas que no llegaron a estallar”, citando posteriormente que la autoría de la voladura del mismo recayó sobre el Batallón Malatesta.





En primer lugar me gustaría conocer el documento, fuente bibliográfica u origen de la afirmación en el que se recoge que las tropas italianas que entran en la zona de Las Arenas el 16 de junio de 1937 son los primeros que intentan volar el Puente Vizcaya y que posteriormente los autores de este suceso serían los miembros del Batallón Malatesta acantonado en Portugalete.





Está suficientemente contrastado que el Puente Vizcaya fue volado por una Sección de Ingenieros Militares dependientes del Ejercito del Norte. 





Hace unos años y para realizar un trabajo relativo al Puente Vizcaya, tuve el placer de poder departir con un conocido médico portugalujo que fue apresado por las tropas nacionales durante la guerra y que compartió cautiverio con algunos de los autores materiales del suceso que nos ocupa. Mi pregunta fue directa, ¿quién voló el Puente Vizcaya? A lo cual me respondió, - ni fueron los asturianos durante su retirada, ni los del Malatesta, ni nadie más, fueron una Sección de Ingenieros Militares dependientes del Ejercito del Norte con los que compartí prisión y celda con alguno de ellos. Este dato aparece en gran parte de la bibliografía relacionada con este tema.





En relación con el Batallón Malatesta se les puede acusar de ciertos actos que suceden al final de la contienda en el lado de Las Arenas como es la voladura de varios edificios o el incendio de la iglesia de Las Mercedes, edificio religioso que estaba dirigido y administrado por el hermano del Comandante Jesús Escauriaza Zabala, máximo responsable de esta unidad de ideología anarquista.





El Comandante Escauriaza ordena pasar dos secciones de esta unidad militar el día 17 de junio de 1937, cruzando de nuestra margen a la derecha en dos lanchas motoras. El puente se encontraba inutilizado desde días antes, y había sido volado esa misma madrugada.  





El segundo de los gazapos lo encontramos tras la afirmación de la periodista de que “El Puente Bizkaia fue el primero de otros siete transbordadores repartidos por el mundo”, afirmación completamente errónea ya que tras la inauguración del Puente Vizcaya se llegaron a construir más de una veintena repartido por tres continentes con un alto grado de similitud.





Si la periodista se refería en su afirmación a los que se encuentra en pie, bien funcionando o no, indicar que en la actualidad tengo localizados al menos 11 puentes transbordadores que se pueden apreciar en distintos países del mundo.  





A modo de ilustración inserto algunos de los puentes transbordadores construidos en fechas posteriores al que une ambas márgenes de la ría. Quiero indicar así mismo que esta nueva sección del blog ha tenido una gran acogida, recibiendo en algunos casos varios correos sobre distintos gazapos detectados por los lectores del mismo y que tras su oportuna comprobación, irán apareciendo en el blog. 






Espero que la entrada guste y hasta la próxima.