viernes, 23 de diciembre de 2016

HISTORIA DEL REMO EN PORTUGALETE.

video

Un pequeño video para recordar a la gran familia del remo portugalujo. Espero que guste y hasta la próxima.

miércoles, 21 de diciembre de 2016

Zorionak eta Urte Berri On 2017




Desde este blog de Monografías Historicas de Portugalete quiero desear unas felices navidades y un próspero año nuevo 2017 a todos los portugalujos y portugalujas así como a todas las personas interesadas en los distintos campos de la cultura de nuestra villa dentro de sus múltiples facetas.

Zorionak bihotz bihotzez.  

jueves, 27 de octubre de 2016

A LA MEMORIA DE VIDAL DE NICOLAS MORENO, POETA PORTUGALUJO.



El día de ayer falleció a la edad de 94 Vidal de Nicolas Moreno, poeta y escritor portugalujo.

Una de las biografías más completas, si no la más completa, sobre este intelectual portugalujo, fue realizada hace unos años por Lander Azaola Urigoitia, siendo publicada por Auñamendi Eusko Entziklopedia dentro del Fondo Bernardo Estornés Lasa.  

La entrada de hoy esta dedicada a este escritor portugalujo, reproduciendo la citada biografía, apareciendo al final de la misma el enlace a la página de Auñamendi Eusko Entziklopedia para todos aquellos que quieran leerla en su formato original.

Vidal de Nicolás Moreno nació en Portugalete, en la Margen Izquierda de la ría del Nervión, en1922. Creció en el seno de una familia humilde. De pequeño, cursó sus primeros estudios en las escuelas de Santurtzi y Sestao Sus padres eran trabajadores y de pensamiento de izquierdas -su padre era anarquista-.

Pasó su niñez en su pueblo natal, en Portugalete. En 1937, un año después de haber comenzado la Guerra Civil, se exilió a Francia. Su padre, que trabajaba en la dirección de la CNT, fue herido en un bombardeo, y lo trasladaron a Barcelona. Al poco tiempo, Vidal y su madre acudirían a la ciudad condal para juntarse con él. Mientras duró la Guerra Civil, Vidal trabajó en la armería, como tornero, haciendo proyectiles para el ejército republicano. Un poco antes de acabar la guerra, huyó de nuevo a Francia. En este país vivió el inicio de la Segunda Guerra Mundial. Lo detuvieron y, entre 1941 y 1942, estuvo preso en el campo de concentración de Argelès-sur-Mer.




Años más tarde, al regresar a casa, se dieron cuenta de estaba habitada por otras; y es que, como su familia había combatido en el bando republicano, los franquistas se apoderaron de su casa. Así pues, decidieron ir a Sestao, con intención de conseguir trabajo en los astilleros. Sin embargo, al de poco tiempo, Vidal fue llamado a prestar el servicio militar en Bilbao. No estuvo allí mucho tiempo pues, aquejado de una tuberculosis pulmonar, tuvo que abandonar el servicio.

Volvió a Sestao y consiguió un puesto de trabajo en los astilleros La Naval. Allí, trabajo al principio como peón y como tornero después. Más adelante, consiguió el puesto de traductor en la oficina técnica de los astilleros, gracias a que en su anterior estancia en Francia pudo adquirir un alto nivel de francés.

En 1955 comenzó a hacer colaboraciones en la revista Gran Vía publicada en Bilbao. A finales de esa década, hubo infinidad de detenciones entre los movimientos culturales que mostraban actitudes disidentes contra el régimen.

En 1958 contrajo matrimonio con Consuelo Careaga, con la que tendría dos hijos. En la época de la posguerra, Vidal de Nicolás militó en el Partido Comunista de España, durante dos décadas a partir de los años cincuenta. Por esa militancia fue detenido junto a otros artistas e intelectuales y sometido a un consejo de guerra. Lo enviaron a Madrid, donde lo mantuvieron diez días incomunicado en el Cuartel General de la Policía. Tras severas interrogaciones, el Tribunal contra el Comunismo y la Masonería lo dejó en libertad.




Cuatro años después, lo volvieron a detener junto con otros nueve compañeros suyos, acusados de pertenecer al Partido Comunista de España. Junto a él, se encontraba Enrique Mújica, quien posteriormente llegaría a ser el Ministro de Justicia. A pesar de que en un principio le establecieron una pena de seis años de prisión, ésta fue rebajada y pasó dos años y medio en la prisión central de Burgos. Fueron dos inviernos y un verano, durante los que pasó un frío como nunca hasta entonces. Mientras, en el exterior, su esposa esperaba su segundo hijo. Aquellos dos años no fueron nada fáciles para él, puesto que padeció graves problemas de salud, como por ejemplo, una perforación de intestino delgado y un tipo de tuberculosis renal.

Fue en el año 1960, cuando Vidal de Nicolás dio a conocer su trabajo por primera vez. En ese año la Asociación Artística Vizcaína publicó una antología sobre cuatro jóvenes escritores vascos, titulada 4 poetas de hoy. En este libro, junto con al de Vidal de Nicolás, se recogían también los trabajos de los escritores Gregorio San Juan, José María de Basaldua y Julio F. Maruri. En esa obra, se daba a conocer la labor hecha por unos jóvenes cuyas nuevas voces iban a sumarse a las ya reconocidas de Blas de Otero, Gabriel Aresti, Gabriel Zelaia, Eusebio Abasolo, Javier Bengoetxea o los hermanos Pablo y Antonio Bilbao, entre otros. El libro tuvo dos colaboraciones especiales, a cargo de dos grandes amigos suyos: Gabriel Celaya realizó el prólogo, mientras que Blas de Otero se encargó de escribir el epílogo.



Ese mismo año, el escritor portugalujo tomaría parte en otro proyecto llamado Estampa Popular de Vizcaya, en esta ocasión también junto con Gabriel Aresti, María Dapena, Dionisio Blanco y Sabina de la Cruzekin entre otros.

En 1963, estando en la cárcel, escribió la obra poética titulada From Burgos Jail (Desde la cárcel de Burgos), ilustrada por el pintor Agustín Ibarrola, quien también fue condenado por el mismo consejo de guerra. Cuando recobró la libertad, regresó a casa y empezó a buscar un empleo. Poco después, consiguió un puesto en la editorial Durban. En este lugar, ayudado por la experiencia adquirida previamente en los astilleros, desempeñó funciones de traductor, redactor y corrector, trabajando durante años, hasta que se retiró.

La obra de Vidal de Nicolás, sobre todo su poesía, ha sido traducida a diferentes idiomas, de modo que podemos leerla en euskera, inglés, francés o en italiano. La versión en euskera de 4 poetas de hoy, fue traducida por el escritor bilbaíno Gabriel Aresti. Desde entonces, aunque se ha seguido publicando su obra poética, esto ha sido mediante antologías y selecciones de textos, muchas de ellas a cargo de editoriales extranjeras. La asociación londinense Appeal for Amnesty in Spain, publicó una edición bilingüe con sus poemas en 1964. Dichos poemas, fueron realizados junto con el escritor Marcos Ana y fueron ilustrados por el pintor Agustín Ibarrola.

En 1964 se publica en Florencia la versión en italiano de sus poemas, con el nombre de Quartiere.




El año 1968, sus poemas también fueron traducidos al francés en tres publicaciones, en una época que fue de gran intensidad en toda Francia, especialmente en París, donde los movimientos estudiantiles y culturales estaban en plena efervescencia. Muestras de su poesía fueron recogidas en Il contemporáneo, en Les lettres françaises y también en la obra Opus International, todas ellas publicadas en París. En esta última, escogieron la poesía de Nicolás para acompañar a los grabados Les desastres de la paix, creados por el pintor Amáiz.

Al comienzo de la década de los setenta los textos de Vidal podemos encontrarlos en lengua anglosajona, gracias a la labor del escritor inglés Alan Bold, quién, quiso enseñar la obra poética de autores vinculados al socialismo, mediante la antología titulada The Penguin Book of Socialist Verse (Londres, 1970). Durante la dictadura, sus poemas se distribuían de forma clandestina. En las fábricas, las obras pasaban de mano en mano entre los trabajadores y eran publicadas en revistas culturales amenazadas por la censura franquista.




A partir de entonces, sería la versión original, es decir, la escrita en castellano, la que se publicaría en las siguientes colecciones: 40 poemas (Colección Saco Roto, 1970); Poesía castellana de cárcel (Barcelona, 1976) editada por el catalán José María Balcells; Poesía en Bilbao (Gerión de Poesía, 1986); La memoria y la sangre (Vanguardia Obrera, 1986) y Antología poética vasca (Vanguardia Obrera, 1987).

La producción literaria de Vidal de Nicolás ha sido, en ocasiones, un ejercicio realizado por un militante marcado por la situación socio-política del momento; otras veces, en cambio, condicionado por su subjetividad. En la primera etapa de su escritura, se percibe un compromiso civil en los poemas, lo que el escritor bilbaíno Gabriel Celaya consideraba "mensaje urgente". En su segunda etapa, que abarca los últimos años de su producción, hace una búsqueda de la belleza escondida en las pequeñas cosas del día a día y que también puede hallarse en las palabras. Se ha considerado a sí mismo un melómano impenitente, algo que se nota en la musicalidad de su poesía.




En los últimos años, habiendo dejado casi a un lado la creación poética, sus poemas solo aparecen en alguna que otra antología, como por ejemplo, en Poética vasca (1987) o en Poesía en Bilbao (1991).
Además de la literatura, Vidal de Nicolás ha estado, desde que era joven, unido a la política, y siempre ha defendido públicamente una férrea postura contra el nacionalismo vasco. Por ello, en 1998, a los 76 años de edad, fue nombrado presidente de la asociación Foro de Ermua.

Lander Azaola Urigoitia


Indicar que Vidal de Nicolás siempre colaboró con las sociedades locales que así se lo solicitaron, publicando la Sociedad de Estudios Fray Martín de Coscojales  un trabajo del mismo hace unos años. En el mismo Vidal realizaba un repaso de su época de exiliado al final de la guerra civil así como otra serie de experiencias vividas por el mismo durante la dictadura del General Franco.  

Desde este blog quiero transmitir mi más sincero pésame a su familia, esperando que esta pequeña aportación sirva para conocer un poco mejor a este reconocido intelectual portugalujo.

Espero que la entrada guste y hasta la próxima.

http://www.euskomedia.org/aunamendi/98331