domingo, 12 de febrero de 2012

EL "CASTILLO" DE LA PLAZA DE PORTUGALETE EN EL SIGLO XIX.



La lógica nos dice que toda ciudad o población que crece con los años se va transformando y expandiendo. Portugalete, desgraciadamente ha sufrido una salvaje transformación urbanística que ha afectado sobre todo a las partes altas de la villa, concretamente Repelega y Buena Vista.

La construcción masiva de edificios de todo tipo y pelaje han acabado con los caseríos dispersos que se encontraban en las zonas ya citadas, la agricultura y por supuesto las parras y viñas que dieron renombre a nuestra localidad durante siglos por la calidad y fama de sus vinos, solo se conservan en el recuerdo de los más viejos o en las páginas de libros de historia que citan a nuestra localidad rememorando siglos pasados.



Los últimos avatares de la especulación urbanística han dado la puntilla a muchas zonas de Portugalete que en vez ser considerados lugares de esparcimiento general han servido para acabar con campas y zonas verdes convirtiéndonos gracias a ello en una de las poblaciones más densamente pobladas del mundo, cerca de 50.000 habitantes en algo más de 3 kilómetros cuadrados.

Este es un tema en el que muchos jamás se pronuncian, solo tienen tiempo para recordando las campas de San Roque en las romerías de los años 20 y la bajada posterior hasta el centro de la villa, pero ¿donde se encuentran hoy en día esas campas y quienes han sido los responsables de que vivamos en una localidad en la que en caso de fuerza mayor sería imposible evacuar?, esto no se cita y menos los que se encuentran a la sombra consistorial.



Nos quejamos de que en la etapa franquista se demolió el palacio Chavarri (un crimen arquitectónico de primer orden) pero nadie se pronuncia del “curioso” incendio del Hotel Portugalete, de la perdida de ornamentos centenarios cada vez que se realiza una obra o como fue tapada los restos de la muralla que tenía durante siglos la villa y que aparecieron en la etapa democrática en las obras de ampliación del ayuntamiento. No duro ni un suspiro, solo cuatro con interés realizamos gestiones para que se preservara. ¿No se podía haber mantenido como señal inequívoca de muchos siglos solo modificando un poco el proyecto? Si viajamos, es bueno viajar para darnos cuenta de que podemos aprender mucho, podemos ver como en otras localidades en las que aparecen restos de su pasado se preservan de tal manera que la vida cotidiana continua su curso, pero pudiéndose contemplar los mismos para el conocimiento general de lo que existió en esos mismos lugares siglos y hasta miles de años atrás. Como ejemplo nos podemos dar una vuelta por Astorga y veremos como han guardado y preservado sus vestigios del pasado, encontrándose desde suelos hasta paredes transparentes que dejan ver las huellas de su historia romana. Desde panaderías hasta carnicerías se asientan sobre ruinas históricas compaginándose perfectamente la labor comercial con el cuidado del pasado.


La entrada de hoy la dedico al cambio sustancial que ha sufrido una de las partes más transitadas de la villa, la zona que se encuentra en las cercanías de donde se encuentra en la actualidad la estatua de Chavarri.

En esta zona se ubicó en el pasado una batería de cañones con la intención de defender la localidad de los posibles ataques que pudieran provenir de la costa, siendo una de las entradas naturales de acceso a la villa durante siglos.

Si bien en el pasado existía en este lugar unas pequeñas escaleras así como una rampa, con el devenir de los tiempos se fue rellenando ganando terreno a la ría y construyéndose la actual ubicación de los boteros y los prácticos.



Esta zona sirvió para evacuar parte de las tropas liberales durante el último sitio carlista o para recibir a la reina en alguna de las visitas oficiales que realizó en el pasado a nuestra localidad.

Junto a esta entrada inserto una imagen de esta zona en la que se puede observar a un grupo de portugalujos en esta zona observando como otro grupo descarga barricas que se van apilando en la rampa que se encontraba en esta zona. Junto a los mismos también puede apreciarse unas redes secándose. La imagen esta tomada aproximadamente en la década de los 80 del siglo XIX y a pesar de no contar con mucha calidad muestra claramente un instante de la vida de los portugalujos en aquellas fechas.



Se puede ver como esta zona se encontraba construida en dos alturas uniendo las mismas una pequeña rampa y unas escaleras. Parte de las mismas se preservaron hasta principios del siglo XX pudiendo observarse las mismas durante las obras de construcción de la estatua de Chavarri.

En otra de las ilustraciones se puede apreciar un pequeño grabado del periodo carlista en el que se ve el paso de varias mulas desde esta zona hasta la otra margen de la ría.



También inserto una de las pocas fotografías que existen de la puerta apareció en las obras citadas, una de las entradas de las que disponía nuestra localidad a lo largo de la muralla que defendía la villa y por la que pasaban los viajeros o comerciantes cada vez que arribaban a nuestro puerto.

Finalmente, unos grabados de esta zona cierran esta entrada, algunos realizados por autores españoles y otros sacados de planos británicos.

Espero que la entrada guste y hasta la próxima.

3 comentarios:

Martin Uriarte dijo...

Hola amigos, vivo en Tarragona, donde los promotores de viviendas son unos auténticos aventureros, ya que sus edificios son interrumpidos desde el momento en que la excavación para las cimentaciones descubre restos del pasado. Casi siempre del tiempo en que los romanos dominaban la península. Lo tienen complicado, a veces no es fácil datar no croquizar los hallazgos, y las demoras les afectan al bolsillo. Ahora es "Patrimonio de la Humanidad" y es verdad, hay mucho pattimonio por descubrir. A veces sólo se documenta. En ocasiones, los hallazgos son dejados a la vista. En las menos, es material de museos. Es historia, y ahí está. En Portu debiéramos ser capaces de hacer lo mismo. Es nuestra historia y nuestro patrimonio lo que se pierde.

Aurelio dijo...

lafoto del muelle 1880, preciosa,
!Buena aportación alfredo!

Aurelio

Anónimo dijo...

Lo malo es que no sólo se tapan estos hallazgos, sin que la mayor parte de la población se entere, sino que tratan de hacernos ver que es lo mejor para la localidad. Para mi es una especie de delito lo que han hecho con la casa que alberga la panadería de la calle Del Medio, se sacó el arco de medio punto, pero ese color granate tapando posibles sillares es un verdadero atentado contra la memoría histórica.