sábado, 18 de abril de 2015

EL PORTUGALUJO ÁNGEL ANGULO FERNÁNDEZ NOMBRADO HIJO ADOPTIVO DE PUERTO DE SANTA MARÍA (CÁDIZ)



Hace unos años en este mismo blog hacerse diversos datos biográficos del portugalujo Ángel Angulo Fernández, sacerdote, profesor y abogado asentado desde 1971 en la localidad gaditana de Puerto de Santa María desde 1971 y una de las personas más apreciadas en esta localidad andaluza gracias a su trabajo con distintos estamentos y organizaciones de Puerto de Santa María.

 Hoy acerco nuevamente una noticia relacionada con el mismo, el nombramiento de Ángel Angulo como hijo adoptivo de Puerto de Santa María, título otorgado por unanimidad por toda la corporación gaditana al convertirse durante estos años este sacerdote jarrillero en un referente viviente de la sociedad de Puerto de Santa María. 

La propuesta para serle otorgada esta distinción nace de una iniciativa popular promovida por un grupo de vecinos gaditanos que durante el mes de  marzo comenzaron a trabajar para obtener  este galardón  para el sacerdote franciscano jarrillero.

Finalmente la corporación de Puerto de Santamaría aprobó este reconocimiento por la entrega e implicación educativa del sacerdote portugalujo dentro de la sociedad andaluza.

Los distintos medios informativos que se han recogido en sus páginas este galardón citaban las diferentes opiniones de los representantes políticos sobre este galardón.  La portavoz de Ciudadanos, Silvia Gómez, destacó de este cura, abogado y profesor que "nos ha marcado a todos y nos ha dejado buenos recuerdos. Discreto en las formas y estruendoso en los resultados, nunca pasará desapercibido en nuestra sociedad y en nuestros corazones, como un caballero andante a bordo de su Vespino, siempre luchando por los más desfavorecidos".



El portavoz de Izquierda Unida, Julio Acale, hizo quizás el discurso más personal sobre su figura, ya que son amigos desde hace muchos años. "Este franciscano vasco lleva más de 40 años formando parte del paisaje sentimental de El Puerto", dijo, para añadir que "es un hombre al servicio de la fraternidad. Dios habita en él" . Serenidad, sabiduría e infinita paciencia fueron algunas de las cualidades que destacó Acale de su amigo, además de su "humildad y alegría profunda".

Para el portavoz de IU, Ángel Angulo simboliza el compromiso mantenido y continuado.

El socialista David de la Encina también destacó la figura de Angulo y se centró sobre todo en su faceta de abogado, profesión que comparte con él. "Siempre ha defendido a los más necesitados a capa y espada. Yo me las he tenido que ver con él en un pleito como abogado y puedo decir que es habilidoso como un delantero del Atletic de Bilbao. Ha marcado escuela en el mundo judicial portuense y El Puerto le debía este nombramiento como Hijo Adoptivo por ser alguien inmensamente humano y profundamente portuense. Los bilbaínos nacen donde quieren y él lleva El Puerto en el corazón", concluyó.

El portavoz del Partido Andalucista, Carlos Coronado, recorrió también en su discurso la trayectoria de Angulo desde su llegada a la ciudad, en 1971, destacando que "siempre fue generoso con lEl Puerto. Ha sido el abogado de los pobres y ha estado entregado a las causas sociales", recordó, recalcando también "su humildad y saber estar".



La portavoz del Partido Popular, Patricia Ybarra, dijo de él que "ya es una institución en El Puerto" y consideró "un orgullo decirle que El Puerto le acoge entre sus hijos". El alcalde, Alfonso Candón, destacó por su parte que este sacerdote "ha dejado una inmensa huella en varias generaciones de portuenses. Desde la educación, desde el estrado, desde la iglesia o desde el deporte ha sido un firme defensor de la capacidad del ser humano de dar la vuelta a un revés de la vida", dijo. "Desde que recaló en la ciudad no ha hecho más que el bien, es un hombre bueno y El Puerto está orgulloso de tenerlo como hijo adoptivo", aseguró.

Tras recibir su diploma, Ángel Angulo agradeció el nombramiento visiblemente emocionado. "Esta concesión habla más de vosotros que de mí", dijo, para añadir que se sentía honrado de ser "uno de los vuestros" y asegurando haber encontrado "ese lugar en el mundo que todos buscamos".

"El Puerto es una ciudad maravillosa, la presentí allí donde estuve y su presencia viva me ha trabajado por dentro casi sin darme cuenta", dijo, para concluir lanzando un sonoro ¡Viva El Puerto!".