sábado, 20 de julio de 2013

PORTUGALETE HACE UN SIGLO, EL PROGRAMA DE FIESTAS DE PORTUGALETE EN 1913.



En esta etapa del año en la que se celebran fiestas de todo tipo me ha parecido interesante acercar el Programa de Festejos (denominación que tenía en el pasado el actual programa de Fiestas) de 1913, es decir, la muestra escrita de los actos festivos que se producían en Portugalete hace un siglo.




Como se puede observar por el contenido de sus páginas, las actividades comenzaban el 25 de julio finalizando las mismas el 15 de septiembre, encontrándose dentro del programa festivo actos  que comenzaban a despuntar en esas fechas y que la actualidad se han consolidado.




Las cucañas con la suelta de patos eran una constante dentro de las distintas celebraciones, gratificándose con la cantidad de 20 pesetas a los distintos ganadores de estas pruebas.

Las filmaciones cinematográficas contaban con gran número de adeptos, proyectándose  en las inmediaciones de la estatua de Víctor Chávarri las últimas películas del panorama comercial del momento.




Las pruebas deportivas contaban con las carreras de bicicletas, modalidad donde podían competir todos los jóvenes de la localidad hasta los 20 años de edad, así como los primeros encuentros de Water-Polo de los que se tiene constancia celebrados en la ría en las inmediaciones de nuestra localidad.




La Banda de Música era uno de los pilares fundamentales de las fiestas, ambientando conciertos y bailables junto con grupos de Txistularis y dulzaineros. Su actividad se encontraba repartida durante los diferentes meses que duraban los festejos, ambientando otras actividades lúdicas diseminadas a lo largo del calendario festivo.    



Lo que hoy conocemos como “La Bajada” tenía su origen en una romería que se celebraba en la Campa de San Roque la tarde del 16 de agosto.  Las familias portugalujas acudían a este paraje de la localidad donde pasaban el día a los acordes de “dulzaineros, pianos de manubrio y corros de ciegos”.




La presencia de la aristocracia se hacía visible con la participación de algún representante de la Casa Real en las tradicionales Regatas de Balandros organizadas por el Real Sporting Club en la ría portugaluja. Estas regatas se llevaron a cabo de manera ininterrumpida durante décadas en Portugalete, siendo uno de los motivos de poder observar a Alfonso XIII o cualquiera de sus familiares, pasear por algunas de las calles de la villa jarrillera.




Como se puede apreciar por las imágenes que acompañan estas letras, el programa se encontraba ilustrado con diversas instantáneas del Portugalete de aquellas fechas, pudiendo hacernos hoy en día una pequeña semblanza de cómo era  nuestra localidad hace 100 años.   

 


Resulta de gran interés apreciar este tipo de documentos ya que en los mismos se encuentran los comienzos de tradiciones  y deportes que tienen una gran aceptación así como un profundo arraigo en los portugalujos del momento.



Espero que la entrada guste, pudiéndose apreciar un documento con una antigüedad de un siglo en que recogen actividades que todavía hoy tienen vigencia entre nosotros.

Hasta la próxima.