domingo, 14 de agosto de 2016

SAN NOÉ, UNA FIESTA JARRILLERA




Antes de acercar una nueva serie de “gazapos” gloriosos que cada día son más frecuentes y que de un tiempo a esta parte inundan diversos temas y medios relacionados con el pasado de nuestra localidad Portugalete, he decidido acercar un documento gráfico de los primeros tiempos de la fiesta de San Noé, una festividad celebrada hace unos días en Portugalete y que nació gracias a la imaginación, gracia y esfuerzo de aquellos primeros componentes del Bardin-Da, cuadrilla que destacó por esta y otro tipo de actividades durante años en la villa.    

Como se puede apreciar en la fotografía, el marco geográfico donde se celebraban los primeros años de la celebración de San Noé difiere notablemente de donde se celebra hoy en día. Los puestos de revistas, el edificio donde se ubicaban los servicios o la zona de aparcamiento han desaparecido para siempre.

La antigua churrería donde generaciones y generaciones aliviaron el hambre en algún momento de su vida ha dado paso a otro negocio de similares características, pero más moderno y acorde a los tiempos actuales.

Algunos de las personas que aparecen en la imagen nos han dejado por desgracia, pudiéndose observar a algunos de los artífices del nacimiento de esta popular y ya arraigada fiesta jarrillera.

Esta fotografía tiene una antigüedad cercana a las cuatro décadas, siendo un documento gráfico de primer orden donde aparte de la fiesta se puede apreciar el estado en el que se encontraban algunas de las edificaciones del Muelle Viejo portugalujo.

Espero que la entrada guste y que algunos de los que se reconozcan en la imagen puedan algún día indicarnos como eran esos primeros días de San Noé, con una frescura y gracia 100% natural.

Hasta la próxima.  

4 comentarios:

Javier Huici dijo...

reconocibles, pojojo, gurutxito,el virgi y probablemente el botas

Javier Huici dijo...

reconocibles, pojojo, gurutxito,el virgi y probablemente el botas

Javier Huici dijo...

reconocibles, pojojo, gurutxito,el virgi y probablemente el botas

Tromas dijo...

Obviamente Pojojo es el del trono, la cantidad de veces que entraba en su librería y le llamaba Noé porque pensaba que se llamaba así, hasta que un día me dijo que se llamaba José... planchado me quedé.

Impagable foto... gracias.

Saludos.