viernes, 12 de diciembre de 2008

VIAJEROS


Hace unos años durante un viaje que efectué a Londres, tuve el placer de poder consultar varios libros relacionados con Portugalete que se conservan en la British Library, una de las mejores bibliotecas del mundo.
Curiosamente pude ver como dentro sus fondos se conservaban obras de varios autores portugalujos así como de temas relacionados con la villa.
Uno de los apartados que más me gustó fueron varios libros de viajeros británicos que durante el siglo XIX pasaran por distintos motivos por Portugalete. En alguno de estos trabajos, los autores ilustraban sus escritos con dibujos de las zonas por las que pasaban, algunos de estos de nuestra villa, nunca reproducidos en publicaciones actuales.
Más adelante traeré a este blog, datos de libros de viajeros, ilustraciones etc. para conocimiento general. Hasta ese momento, acerco la referencia que aparece en el periódico Bilbao en el número de Diciembre de este año. En la página 30, S. Calleja en su artículo “Impresiones de un Galés a comienzos del XX” cita como en el libro editado en 1987 titulado “De Bilbao a San Sebastián” de Fernando Altube, este recoge las apreciaciones del viajero y pintor galés Edgar Wigram durante uno de sus viajes por la península. Wigram narra en un libro publicado en 1906 bajo el titulo “Northern Spain painted and described by Edgar Wigram” sus impresiones durante un viaje por nuestra costa son muy positivas indicando en sus páginas; “mi llegada a Bilbao me impresiono tanto como la que hice a Génova y la Riviera, ambas fueron por mar. Románticas colinas elevándose desde el mismo borde de las aguas, velos de bruma rasgando la temprana luz del sol; y las brillantes aldeas ascendiendo los riscos alrededor del puerto en forma de concha de Portugalete; componían un cuadro que podía ser trasplantado a Lugano o Lucerna.”
Si queréis ver todo el artículo es pongo el enlace que se encuentra en internet de esta publicación.
Como ilustración inserto el plano de la ría que se recoge en la obra Civitates Orbis terrarum de Hogenberg, en el que observa “la Vara de Porto Galete”