viernes, 22 de marzo de 2013

MUSSCHE, LIBRO DE KIRMEN URIBE AMBIENTADO EN LA VIDA DE LA PORTUGALUJA CARMEN CUNDÍN GIL, UNA DE LAS NIÑAS DE LA GUERRA CIVIL EXILIADAS EN BÉLGICA.



Como ya he contado en varias ocasiones en este mismo blog, una de las partes más afectadas de la pasada guerra civil fue, como en todas las guerras, la población civil, y dentro de este grupo, los ancianos y los niños.

Muchos de los más pequeños de la población que sufrieron los rigores de los bombardeos o la falta de alimentos, fueron embarcados en diferentes naves camino de un exilio pensado en apartarles de los sufrimientos que se producían en esas fechas.

Para algunos este exilio fue temporal sin embargo para otros se convirtió en permanente al no ser reclamados por familiares al final de la guerra, debido en la mayor parte de los casos al fallecer sus progenitores a consecuencia de los combates.

Hoy acerco al blog uno de los últimos trabajos relacionados con este tema y que puede adquirir tanto en librerías como por internet, me refiero a la novela de Kirmen Uribe titulada en castellano “Lo que mueve el mundo” novela histórica en la que se recoge las vivencias y la estancia en Bélgica de la portugaluja Carmen Cundín Gil, una de las niñas que junto a su hermano Ramón viajaron en el “Habana” camino de un exilio en Bélgica. Carmen contaba solamente 8 años en esas fechas mientras Ramón tenía 10.

A la llegada a Bélgica los hermanos son separados adjudicándoles diferentes familias de acogida. Carmen es acogida por los Mussche. El padre Robert, una persona con una gran cultura y humanidad era un escritor y traductor comprometido con los derechos de las personas lo que le supuso su deportación a una campo de concentración tras ser detenido por tropas alemanas.  




A lo largo de las páginas de este trabajo el autor repasa las vivencias de Carmen así como de la familia que la acogió, su estancia en Gante, las navidades de 1938, su regreso, etc.

En una entrevista realizada al autor de este trabajo, el mismo manifiesta como desarrolla el trabajo hasta su finalización, su “confinamiento” voluntario en Sausalito (U.S.A.) durante dos meses o lo que le impacto las vicisitudes de Carmen, manifestando así mismo el origen portugalujo de los hermanos Cundín Gil.

Al final de estas líneas y como es habitual en este blog, inserto el enlace de la entrevista realizada a este autor, aconsejando la lectura de la misma ya que aporta datos de gran interés para las personas interesadas en este tipo de temas.    
  
Como curiosidad diré que con el tiempo Carmen tendrá el oficio de costurera mientras su hermano Ramón se jubiló como funcionario del consistorio bilbaíno, falleciendo el 21 de abril de 2011 a la edad de 85 años. Carmen había fallecido con anterioridad. 
 

Para ilustrar estas líneas, inserto varias imágenes de la portugaluja Carmen Cundín Gil en Bélgica, en la primera de las mismas se la puede observar junto con su padre de acogida mientras en la segunda se la observa en una imagen de estudio junto a sus abuelos “adoptivos” belgas.   



Espero que la entrada guste y hasta la próxima.