sábado, 31 de agosto de 2013

EL BUQUE "CAROLIN" Y SU ENTRADA EN EL PUERTO DE PORTUGALETE EN 1895.



Desde el 19 de marzo hasta el pasado día 12 de junio de 2013, se ha celebrado en el Museo de la Industria Rialia, una exposición relativa a los naufragios que sucedieron en la costa vasca, realizando una especial mención a los acontecidos tanto en las inmediaciones de nuestra localidad como en otras localidades limítrofes.

La exposición fue una adaptación a la organizada con el mismo nombre por el Untzi Museoa- Museo Naval el pasado año 2012, contando con gran número de objetos cedidos por esta institución vasca.

La ría, como canal de tráfico marítimo, ha contado con gran número de percances a lo largo de su historia, destacando de entre ellos los sucedidos  en la Barra jarrillera durante siglos.

Sin embargo, la propia actividad portuaria propiciaron otro tipo de accidentes en los por norma general se producían pérdidas de vidas humanas.

Retrotrayéndonos a estos últimos se puede recordar un fatal accidente producido el mes de enero de 1894 en el que dos barcos colisionaron contra la lancha de los prácticos, ocupada esta por seis marinos, en las inmediaciones del puerto jarrillero. A consecuencia del impacto cinco de los seis tripulantes se arrojaron a las aguas antes de la colisión para salvar sus vidas, falleciendo el sexto aplastado. La lancha quedó echa astillas.

Durante el mismo mes pero un año después (1895), un fuerte temporal barrió parte de la cornisa cantábrica con sus olas, produciendo importantes destrozos en distintos puertos del litoral.

El vapor ingles Carolín que navegaba en dirección a Santander intentó tomar el abrigo de nuestro puerto echando las anclas a la altura de Algorta. 

A consecuencia de la magnitud del temporal así como la fuerza de las olas, el Carolín perdió las dos anclas en los trabajos de fondeo, logrando a duras penas  pasar la barra portugaluja, atracando en nuestro puerto entre grandes desperfectos pero teniendo toda la tripulación a salvo.

Junto a estas líneas, una imagen tomada en 1895 en la que se puede apreciar al “Carolín” fondeado  en las inmediaciones del antiguo cargadero de mineral y como se puede ver en la instantánea, el mismo se encuentra con notables desperfectos ya que la parte de su popa esta semihundida. 

Una imagen que pudo haber tenido cabida en la pasada exposición sobre los naufragios.

Espero que la entrada guste y hasta la próxima.