martes, 9 de diciembre de 2014

SATURNINO MATHIAS DE LOREDO, PORTUGALUJO EN MÉXICO.



Durante siglos un gran número de portugalujos emigraron hasta diversas localidades del “nuevo mundo” en un afán de conseguir una mejor posición económica.

Dentro del trabajo que realicé dedicado a la figura de Manuel Calvo y Aguirre y que obtuvo el primer premio en el XI premio de Investigación Histórica Mariano Ciriquiaín ya acercaba la vida y trayectoria de varios portugalujos que pasaron en el continente americano la mayor parte de su vida y que al final de la misma, en la mayor parte de los casos, obtuvieron una desahogada fortuna. 

La entrada de hoy está dedicada a uno de esos portugalujos que debido a su precaria situación económica decide trasladarse en busca de fortuna lejos de las fronteras de la villa de Portugalete.

Hoy acerco al blog a Saturnino Mathias de Loredo natural y residente en Portugalete como el mismo manifiesta en sus escritos, aunque nacido en la vecina Santurtzi el 4 junio 1783.

Hijo de Juan Mathias de Loredo Zuazo y de Juan Francisca de Fontuso Albarez (sic). Sus abuelos paternos fueron Antonio de Loredo, difunto en el momento de nacimiento del mismo y María Ángela de Zuazo, ambos vecinos de la localidad de Santurtzi, siendo los abuelos maternos Francisco de Fontuso y Agustina de Albarez (sic), ambos nacidos y vecinos de la villa de Portugalete. Los padrinos del mismo fueron Joseph de Salcedo y María Mathea de Manzanal ambos también de Portugalete.



Con tan solo 18 años ya se encuentra huérfano de padre y madre recayendo la responsabilidad sobre el mismo en la persona en una sus abuelas. El 16 de noviembre de 1801 Saturnino Mathias redacta una solicitud en la que manifiesta su deseo de trasladarse a México con el propósito de dedicarse al negocio del comercio.

Saturnino manifiesta en su solicitud que en esas fechas había perdido a sus progenitores y disponía de “pocas facultades para mantenerse con la decencia correspondiente a su buen nacimiento y circunstancias y sin poder proporcionar acomodo en el comercio  a que quiere dedicarse”.

Saturnino solicita autorización para viajar a México o cualquier otra parte de América, manifestando que su abuela María Ángela de Zuazo había escrito a Francisco Antonio de Santiago, comerciante en esta ciudad, solicitando ayuda en su colocación en esta ciudad, respondiendo el mismo que en cuanto se publicasen las paces de la guerra “entre la Francia, Inglaterra y sus aliados”  que le admitirá en su casa  al tener necesidad de un  dependiente y que no dilate el viaje a esa ciudad americana.

En la fecha de su solicitud, el Alcalde y Juez ordinario de la Villa de Portugalete Clemente de Urioste, manifiesta que el joven Saturnino Mathias de Loredo es natural de la villa de Portugalete, huérfano, de buena vida y costumbres, noble hijo Dalgo por sus ascendientes en ambas líneas, sin la menor cosa en contrarío, y teniendo entendido que se halla con deseos de dedicarse al comercio en el reino y ciudad de México en la Casa y Compañía de Francisco Antonio de Santiago.   
   
Tras la finalización de los distintos trámites burocráticos relativos a la obtención del permiso por parte de las autoridades para viajar al continente americano, finalmente el 10 de diciembre de 1801 Josef Antonio de Caballero y Campo otorga pasaporte para viajar a la ciudad de México al portugalujo Saturnino Mathias de Loredo. 

Se da la circunstancia que años después (1819) Saturnino Mathias de Loredo aparece nuevamente en la historia de nuestra localidad como alcalde de la villa de Portugalete.

Junto a estas líneas y a modo de ilustración, diversos documentos relativos al proceso migratorio de Saturnino Mathias de  Loredo.

Espero que la entrada guste y hasta la próxima.