miércoles, 26 de mayo de 2010

BEGOÑA GÓMEZ, ARTISTA PORTUGALUJA EN EL CIRQUE DU SOLEIL



Continuando con la serie de "jarrilleras" que has destacado o destacan dentro de las diferentes facetas profesionales de las mismas, hoy acerco a una portugaluja contemporánea que ha tenido la posibilidad de ser una de las pocas personas a nivel mundial que han desarrollado su actividad artística debajo de la carpa del Cirque du Soleil, reconocida institución circense que ha cosechado innumerables éxitos a lo largo de su historia en todos los continentes.

Me estoy refiriendo a Begoña Gómez, portugaluja que ha trabajado como payasa en el Cirque du Soleil.

A la finalización de sus estudios en la villa jarrillera y con la intención de ampliar horizontes, solicita una beca trasladándose a París. En la capital gala trabajó como modelo, ha realizado interpretaciones de Café-Teatro y otra serie de trabajos remunerados. El primer contacto con el circo sucede de manera más o menos casual, responde a un anuncio insertado en la prensa francesa en la que solicitaban personas para cambiar el número de los payasos que se organizaba de manera frecuente. Las pruebas de selección se prolongaron durante un mes a razón de cinco horas diarias. En estas pruebas los candidatos debían hacer reír al equipo de selección sin más instrumentos que sus propios gestos y su ingenio.

Finalmente fue seleccionada formando parte de un número de payasos llamados Les fréres Velasquez (los hermanos Velázquez).

Begoña ha tenido la suerte de convivir con artistas de muchas nacionalidades diferentes, intercambiando experiencias y aprendiendo de otros artistas con los que comparte espacio de trabajo y carpa.

Espero que sus éxitos sean numerosos, mandándole desde su villa natal un saludo de sus paisanos jarrilleros desde este blog.

Espero que la entrada guste y hasta la próxima.