domingo, 30 de mayo de 2010

MERCEDES SÁENZ ALONSO, INTELECTUAL GUIPUZCOANA DESCENDIENTE DE PORTUGALETE


Continuando con las portugalujas o descendientes de Portugalete que destacaron a lo largo de su vida en distintas facetas, en esta ocasión acerco al blog a una descendiente de la N. Villa, me refiero a Mercedes Sáenz Alonso, hija del portugalujo Adolfo Sáenz Alonso que entre otros meritos tuvo en vida el ser el fundador y primer presidente de la Real Sociedad de Futbol, equipo que en la actualidad se encuentra en segunda división con amplias posibilidades de ascender a la división de honor.

Mercedes fue sin lugar a dudas una adelantada a su tiempo, escritora, periodista, viajera, introductora de la radio, organizadora de premios literarios, publicista, conferenciante, políglota y un largo etcétera difícil de cuantificar.

Mercedes nace en San Sebastián el 2 de mayo de 1916. Realiza estudios de filosofía y letras dando clases con el tiempo de arte y literatura en los cursos de verano de la Universidad de Navarra. Fue corresponsal de Radio Nacional de España en Turquía y Grecia además de directora de las secciones literarias de esta emisora en la capital guipuzcoana, siendo una de las primeras mujeres de este país en introducirse en puestos de responsabilidad en el mundo radiofónico.

Fue así mismo vicepresidenta del Ateneo Guipuzcoano y de la Asociación Guipuzcoana de Escritores.

Pero donde se hizo conocida y reconocida por sus contemporáneos fue por su calidad literaria. Autora de cuentos, ensayos, novelas y libros de viajes obtuvo varios premios entre los que cabe destacar El Premio de Ensayo Ciudad de Irún o el Premio Valladolid de Cuentos.

Sus novelas, de gran calidad narrativa, fueron avaladas por grandes literatos del momento, destacar “Bajos Fondos” (1949), trabajo reconocido por el Premio Nobel Camilo José Cela.

Escribió así mismo “Altas Esferas” (1950), “El Tiempo Que Se Fue” (1951), “Bécquer, Poeta Innovador” (1971).

Contrajo matrimonio con el abogado donostiarra Aizpurua Azqueta, hermano del célebre arquitecto del momento José Manuel Aizpurua autor del Real Club Náutico de San Sebastián y denominado en el mundo de la arquitectura como el Príncipe del Racionalismo.

Mercedes, a pesar de profesar ideas conservadoras, en todos los foros en los que se conto con su presencia nunca miro la ideología de las personas que pudieran participar en los mismos ayudando a gran número de intelectuales que de otra manera escasa o nula divulgación hubieran tenido sus trabajos , abarcando temas de debate proscritos en esas fechas, solamente recordar unas conferencias organizadas por la misma sobre Pio Baroja que todavía a principios de los años 70 estaba considerado como un proscrito por el régimen.

Una persona sin la que no se puede comprender el mundo cultural guipuzcoano durante las décadas de los años 50, 60 y 70 del pasado siglo.

En el ámbito personal tengo que decir que tuve la oportunidad y el honor de conversar con Mercedes por teléfono cuando realizaba un pequeño trabajo sobre su padre. Me trató de una manera extremadamente educada y cordial, cantándome a través de la línea algunas canciones portugalujas aprendidas de su progenitor, una gran persona de la que guardo un magnifico recuerdo.

Una intelectual descendiente de Portugalete de la que hasta la fecha no se había escrito en la villa de sus antepasados.

Espero que la biografía guste y hasta la próxima.

2 comentarios:

Martha Senovia Velásquez Vélez dijo...

Hola

Vivo en Colombia. Soy admiradora de Mercedes Sáenz Alonso. Su novela "El tiempo que se fue" la leí por primera vez en 1977. Me impactó tanto que volví a releerla por varias ocasiones. Tengo un ejemplar que conservo como un tesoro invaluable. Por esa novela es que ahora soy escritora.
Cordial saludo
Martha S. Velásquez Vélez

Martha Senovia Velásquez Vélez dijo...

Hola

Vivo en Colombia. Soy admiradora de Mercedes Sáenz Alonso. Su novela "El tiempo que se fue" la leí por primera vez en 1977. Me impactó tanto que volví a releerla por varias ocasiones. Tengo un ejemplar que conservo como un tesoro invaluable. Por esa novela es que ahora soy escritora.
Cordial saludo
Martha S. Velásquez Vélez