lunes, 14 de noviembre de 2011

LOS CUADROS DE ADOLFO GUIARD REALIZADOS EN PORTUGALETE


De todos los pintores que han plasmado la ría desde Portugalete durante el pasado siglo XX, Adolfo Guiard Larrauri es posiblemente el autor que mejor ha recogido en sus lienzos la actividad diaria de buena parte de los protagonistas de este escenario fluvial.

Guiard recoge al menos en tres de sus obras diferentes estampas tomadas todas ellas desde la villa de Portugalete.



Desde el cuadro “Casa de Baños de Las Arenas”, en el que se plasma este edificio situado junto a la ría en el momento en el que un barco pasa junto al mismo mientras dos remeros practican en sus skiff y unos boteros trasladan a varias personas desde Portugalete hasta Las Arenas , todo visto desde nuestra localidad en 1906, pasando por “La Ría” obra pictórica en la que se ve la benedicta también desde Portugalete en 1903, con los barcos del momento atracados en la dársena, los Altos Hornos al fondo y un ir y venir de los antiguos remolcadores de paletas.

Sin embargo es en su obra “Paseo del Antiguo Faro de Portugalete” donde este consumado autor refleja la cotidianidad de las visitas reales a la villa en su época estival. Mientras se ve al Real Sporting Club completamente engalanado, apreciándose al fondo de la obra los barcos militares de escolta de la visita regía y los tradicionales remolcadores subiendo ría arriba tras la embarcación real, es fácil de distinguir la nave que trasporta a los monarcas ría arriba al visualizarse de manera clara el pabellón real morado en la popa de la embarcación que se encuentra a la derecha del cuadro.



Hay una cuarta obra en la que Guiard también refleja, aunque sea de una manera lejana la localidad portugaluja. Este trabajo lleva por título “El Comercio” trabajo realizado entre 1901-1902 y que se conserva en la actualidad en el Museo de Bellas Artes de Bilbao.

En esta entrada acerco al blog estas cuatro obras, que aunque son bastante conocidas dentro del mundo cultural vasco, reflejan parte del trabajo de este consumado pintor visto desde el punto de vista jarrillero en su realización.



Guiard era un enamorado de la ría, de su frenética actividad y de todo tipo de embarcaciones que surcaban la misma a cualquier hora. Especial interés muestra sobre los remolcadores de palas, naves que aparecen de forma frecuente en sus trabajos.

Un afamado pintor que ha sabido retrotraer el mundo cotidiano que el plasmó y vivió en vida y que ha llegado hasta todos nosotros gracias a su arte.

Espero que estas líneas sirvan para conocer un poco más el trabajo de este pintor. Espero así mismo que la entrada guste y hasta la próxima.