martes, 10 de abril de 2012

EDUARDO AZNAR Y DE LA SOTA, PRIMER MARQUÉS DE BERRIZ, HIJO DE LA PORTUGALUJA ROGELIA DE LA SOTA Y ÁLVAREZ.


EDUARDO AZNAR Y DE LA SOTA, HIJO DE LA PORTUGALUJA ROGELIA DE LA SOTA

Una de las personas más influyentes del pasado siglo XIX fue sin lugar a dudas el empresario Eduardo Aznar y de la Sota, nacido en Sevilla en 1830 y fallecido en Bilbao en 1903.

Eduardo Aznar vino al mundo de la unión de la Portugaluja Rogelia de la Sota y Álvarez y del Brigadier de Artillería de la Armada, Juan de Aznar y Galluzo.


LUÍS MARÍA AZNAR Y TUTOR, HIJO DE EDUARDO AZNAR Y NIETO DE LA PORTUGALUJA ROGELIA.

Rogelia nace en Portugalete el seno de una prolífica familia de al menos 13 hermanos, el 17 de septiembre de 1802 siendo sus padres Félix Joaquín Sota y Llano y Francisca Xabiera Bibiana Álvarez Larrea. Al parecer Félix Joaquín marcho de joven a México en busca de mejor fortuna realizando diversos negocios que le reportaron una considerable fortuna personal. Del país azteca regresara en 1797, desempeñando a su vuelta diversos cargos políticos, entre ellos, el de Alcalde de la villa de Portugalete.

EDUARDO AZNAR, HIJO DE EDUARDO AZNAR Y DE LA SOTA Y NIETO DE LA PORTUGALUJA ROGELIA.

Eduardo y Rogelia contrajeron matrimonio en Zaragoza, siendo concertado su enlace sobre finales de 1820. La diferencia de edad entre los cónyuges era considerable.

El oficio del padre originó que Eduardo naciera en la localidad de Sevilla, trasladándose sucesivamente por varias ciudades hasta asentarse en el norte de la península. Se instalan en Santoña donde se llegan a refugiar la madre de Rogelia y su hermano Alejandro escapando de los sucesos bélicos que acontecen en nuestra localidad durante la primera guerra carlista.


FOTOGRAFÍA DE LOS HIJOS DE EDUARDO AZNAR, DE IZQUIERDA A DERECHA EMILIO, ALBERTO, LUÍS Y EDUARDO.


En 1835 Rogelia se queda viuda al cargo de tres hijos, Eduardo, el mayor de la familia, y dos féminas que nacerán tras este. Si bien en vida de su esposo los ingresos familiares se acercaban a los 25.000 reales anuales, tras la muerte de este la economía familiar se resiente de manera considerable, teniendo que escribir una carta a la Reina el 23 de mayo de 1857 en la que Eduardo recuerda los méritos realizados por varios de sus antepasados al servicio de la corona, solicitando el puesto de Subteniente de Infantería con destino en la Isla de Cuba. El 27 de septiembre de ese año le sería otorgado el puesto solicitado.

NIETOS DE EDUARDO AZNAR ESPERANDO LA LLEGADA DEL REY EN LAS ARENAS.

La carrera militar de Eduardo no dura muchos años, abandonando la misma, dedicándose en un principio a los negocios marítimos.

De Eduardo Aznar y de la Sota y de sus descendientes tendríamos para escribir cientos de páginas siendo considerado uno de los impulsores de la revolución industrial, naviero, industrial y senador, fue el artífice de una importante saga empresarial, convirtiéndose en una de las fortunas más importantes del país en su momento.

Sus descendientes continúan dentro del mundo empresarial. Una importante familia que tuvo su origen en la villa jarrillera.

Espero que la entrada guste y hasta la próxima.