domingo, 25 de enero de 2015

LA CONSTRUCCIÓN DEL PUENTE VIZCAYA ENTRE 1890-1893



Uno de los momentos estelares de la historia de la villa tuve que ser sin duda la construcción del Puente Vizcaya, una obra levantada entre 1890 y 1893 y que en la actualidad está considerada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

De este periodo existen pocas imágenes que den testimonio de este proceso.  La más conocida es la que se publicó en uno de los trabajos que realicé en el pasado sobre esta obra arquitectónica y que editó la Diputación Foral de Bizkaia.

La misma se obtuvo gracias a la intermediación de Alberto Santana Ezquerra el cual la obtuvo en los archivos existentes que conservan parte del legado del constructor de este tipo de puentes Ferdinand Arnodin.

La imagen está tomada desde el Campo de la Iglesia portugalujo, pudiéndose apreciar los dos pilares situados en ambas márgenes de la ría ya casi completamente construidos.

Otra de las imágenes que han llegado hasta nuestras fechas sobre el puente en sus primeros años la obtuvo el pintor Juan Antonio Cortés en uno de los viajes que realiza a nuestra localidad en el periodo estival.

Como ya comenté en otra entrada en la que acercaba parte del legado de este pintor relacionado con Portugalete, Cortés viajaba con una cámara fotográfica con la que inmortalizaba los lugares que visitaba, plasmando en algunos de sus lienzos vistas y detalles de algunos de estos municipios.



La imagen de Cortés es francamente interesante ya que no solo recoge las obras en la construcción del Puente Vizcaya si no que retiene el instante en el que varios portugalujos pasean por el Muelle Churruca mientras uno de ellos conversa con alguno de los residentes en esta zona de la villa. 

Portugalujos de distinta clase y condición son inmortalizados por este autor. Desde las señoras con sus opulentos vestidos, trabajadoras del servicio doméstico, niñas y un pequeño etcétera que se pueden apreciar en esta fotografía.

A tenor del proceso de las obras que se aprecian en ambas fotografías, las mismas pueden datar del verano de 1891.

Hay que tener en cuenta que las obras del Puente Vizcaya estuvieron paradas durante un tiempo prolongado debido a las continuas discrepancias entre Alberto Palacio, persona que idea en un principio este tipo de medios de transporte, y la junta de accionistas y Ferdinand Arnodin, constructor este último del Puente Vizcaya así como de varios más repartidos a lo largo de dos continentes.    

En sucesivas entradas insertaré distintas imágenes de este periodo de la historia de nuestra localidad, fotografías que espero y supongo serán del interés de todos los portugalujos.

Espero que la entrada guste y hasta la próxima.