viernes, 8 de mayo de 2015

LA SOLIDARIDAD DE PORTUGALETE CON LA LOCALIDAD DE BERMEO EN 1933.



El 28 de agosto de 1933 dos barcos pesqueros de la localidad de Bermeo chocaban a la altura de Castro Urdiales pereciendo en el siniestro 11 tripulantes de la villa vizcaína.

Al parecer un de los barcos de nombre Osasuna golpeó con la proa el costado de babor del pesquero Izaro, produciéndose a consecuencia del impacto una importante vía de agua que ocasionó el hundimiento de esta embarcación en cuestión de minutos.

El Osasuna también sufrió graves daños, hundiéndose así mismo por el impacto por lo que las dos tripulaciones se vieron en el agua al poco de producirse este accidente.

Los sobrevivientes permanecieron nadando o aferrados a diversos objetos durante varias horas, siendo rescatados por el pesquero de Mutriko “Chambeleno I” que se dirigía hasta las costas Asturias en busca de caladeros.

Tras una llamada de auxilio de esta nave de Motriku, varios pesqueros que se encontraban por la zona participaron en las labores de socorro, recogiendo una embarcación asturiana, una cántabra así como una motora a tres de los náufragos.

Tras una batida por la zona en busca de posibles supervivientes, se dio por terminada estas labores de búsqueda a la mañana de ese mismo día,  trasladándose los supervivientes de este accidente hasta el puerto de Bermeo.

El número total de personas fallecidas ascendió a once, seis del pesquero Osasuna y cinco de Izaro, siendo recuperados en un primer momento solamente dos cadáveres, concretamente de la tripulación del Osasuna.  Posteriormente se recuperaron los cuerpos de otros dos marinos, dándose por desaparecidos y posteriormente como fallecidos a siete de las personas víctimas de este suceso.

La conmoción por este suceso fue amplia en toda la provincia, organizándose diversos actos encaminados a la obtención de fondos con los que poder ayudar a los familiares de los marinos fallecidos en este accidente.

Portugalete fue una de las localidades que se volcó en recoger fondos con destino a las familias de los marinos bermeanos, organizándose cuestaciones populares y actos para tal fin.



Las imágenes que acompañan estas líneas corresponden a unos de esos actos, concretamente  al paso de la Banda Municipal de Música de Portugalete por las calles de Portugalete entonando diferentes melodías mientras la cabecera de la misma da conocimiento de la recogida de dinero encaminada a los familiares de los accidentados.

Como se puede observar en la segunda fotografía, un grupo de voluntarias portan una sábana, sábana sobre la que lanzaban diversas cantidades de dinero en metálico desde las ventanas y balcones de las viviendas portugalujas.

Esta práctica de solicitar dinero fue muy habitual durante años. Hasta bien entrados los años setenta del pasado siglo, asociaciones, clubs deportivos así como otro tipo de organizaciones portugalujas, solían solicitar una pequeña ayuda de sus convecinos con el objeto de poder hacer frente a diferentes proyectos. La práctica era similar a la que recogen las fotografías que acompañan a estas líneas, una charanga, fanfarria o similar acompañaba a un grupo de voluntarios fácilmente identificables por su indumentaria o la simbología de la sociedad a la que pertenecían, recorrían las calles de la villa a los sones de distintas piezas musicales que hacían salir a los balcones a los portugalujos y portugalujas, momento en el que se les solicitaba la ayuda, arrojándose, generalmente monedas, desde los domicilios a la sábana que portaban los voluntarios.

Las imágenes de hoy muestran la solidaridad de nuestros antepasados con nuestros vecinos en momentos de especial dolor, una solidaridad popular ante un suceso dramático.

Las fotografías que aquí se muestran no se han reproducido hasta la fecha en las publicaciones relativas a nuestra localidad, siendo de especial interés la que se observa a la Banda Municipal de Música con el uniforme que portaban los mismos en esas fechas. 

Espero que la entrada guste y hasta la próxima.