martes, 25 de diciembre de 2012

EL "HABANA" EN AGUAS DE PORTUGALETE EN 1943.



Uno de los buques más emblemáticos de la pasada guerra civil es sin lugar a dudas el “Habana” barco de la compañía trasatlántica encargado de evacuar desde el puerto de Santurce a otros puertos europeos, a un gran número de niños vascos con el propósito de alejarles de los rigores de la guerra.

A la finalización de la contienda, este barco que había navegado bajo la bandera de la Republica, es reclamado junto con otros 67 buques españolas, todos ellos fondeados en puertos franceses, por las autoridades de bando nacional.

El “Habana” recala en nuestro puerto el 27 de junio de 1937, pasando casi de manera inmediata hasta los astilleros de la Naval para la reparación de todas las partes afectadas durante su periplo en aguas galas.

El 14 de septiembre de ese mismo año y cuando se encuentra en el interior de los astilleros de Sestao, sufre un importante incendio lo que origina un gran número de daños tanto en las maquinas como en el resto de su estructura.

Tras este incidente y la posterior valoración de los daños ocasionados en toda su fisonomía, las autoridades de la época deciden reconstruirlo, saliendo de los astilleros una nave que poco o nada se parece al “Habana” que evacuó a los niños vascos hasta otros puestos europeos.




Fue, llamémosle, botado nuevamente en 1942 como buque de carga con una capacidad de 518.000 pies cúbicos de carga.

Durante la segunda guerra mundial navego como buque de carga, llevando pintadas la bandera de España tanto en el lado de babor como en de estribor, señal de que navegaba bajo bandera de país neutral.

A la finalización de la segunda guerra mundial fue nuevamente transformado, en esta ocasión como buque de pasaje y mercancías, sirviendo bajo pabellón de la Compañía Trasatlántica hasta el final de sus días.

En 1960 finaliza sus singladuras siendo amarrado definitivamente en el puerto de Vigo donde fue desguazado.

Para acompañar estas líneas inserto un par de imágenes de  este emblemático e histórico barco tras su cambio de fisonomía a su paso por nuestra localidad.

Como se puede observar en las mismas, el Muelle de Hierro y la playa de Portugalete fueron mudos observadores del paso de este barco por nuestras aguas.

Espero que la entrada guste y hasta la próxima.