viernes, 11 de enero de 2013

SUBMARINO DE BOLSILLO BERMÚDEZ, NAVE CONSTRUIDA EN PORTUGALETE EN LOS AÑOS 50 DEL PASADO SIGLO.



Durante décadas buena parte de la industria portugaluja fue un referente dentro de los distintos campos de influencia en los que se movían las mismas.

De nuestra villa salían grandes grúas que se encuentran repartidas por los puertos de medio mundo, piezas de fundición que forman parte de importantes conglomerados mecánicos o aceites y harinas que han alimentado a muchos jarrilleros sin saber que la procedencia de los mismos se encontraba a unos metros de distancia de sus domicilios.




Hoy acerco al blog una construcción realizada en nuestra localidad y que fue ampliamente comentada durante los años 50 del pasado siglo.

Me refiero a la construcción de un submarino de bolsillo que fue bautizado con el nombre de “Bermúdez” en honor de su inventor.

Este novedoso medio de transporte fue construido en unos talleres de nombre “Talleres Ban” que se encontraban en las inmediaciones de donde está  hoy en día la farmacia de la calle Carlos VII.




El submarino Bermúdez tenía unas características de 6,55 metros de eslora por 2,55 metros de manga y  1,95 metros de puntal. El peso se acercaba a las 3,5 toneladas invirtiéndose en su construcción 7 meses de trabajo.

La fuerza motriz era de cuatro caballos de potencia  generada gracias a dos motores, uno eléctrico y otro alimentado a gasolina, teniendo una capacidad para tres ocupantes y 400 litros de carburante. 




El submarino solo podía descender y ascender, pudiendo permanecer quieto en medio del mar. La visión era directa a través de varios cristales instalados en la torreta careciendo de periscopio.

Se encontraba armado con dos tubos lanza torpedos, pudiendo transportar diversas armas ligeras como ametralladoras así como un número determinado de minas.

El coste total del submarino ascendió a 250.000 pesetas de la época.





Tras realizarse diversas pruebas finalmente fue botado de manera oficial en la playa de Portugalete el mes de diciembre de 1954 realizando una inmersión que fue observada por gran número de curiosos agolpados en las inmediaciones.

Junto a estas líneas inserto varias imágenes de algunas de las pruebas de este submarino así como imágenes de su inventor y su hijo en una de las pruebas y varios recortes de prensa que se hacen eco tanto de la construcción de este submarino como del bautismo del mismo en la playa de nuestra localidad.

Espero que la entrada guste y hasta la próxima.