domingo, 3 de febrero de 2013

LOS PORTUGALUJOS GUTIÉRREZ MORAL "LOS NAVARRILLOS" Y SU PERIPLO EN EL BOU "ARKALE"


Hoy acerco al blog unos pequeños retazos de la participación de los portugalujos Gutiérrez Moral en la pasada guerra civil.

El texto ha sido realizado por el hijo de uno de los mismos, concretamente por Aurelio hijo de Patricio, enviándolo como en otras ocasiones para ser incluido en este blog.

Espero que la entrada guste y hasta la próxima.
  
ARKALE

El pesquero “Arkale” formó parte de la Flota Pesquera de Arrastre de Pasajes, que como la casi totalidad de embarcaciones y marineros de esta Flota permanecieron fieles a la República. Estas embarcaciones al comienzo de las hostilidades o bien permanecieron en sus lugares de faena o en el propio puerto de Pasajes, y no sería hasta septiembre del año 1936 cuando la mayoría se traslada a Bilbao, bajo la dependencia del Gobierno Vasco. Además de los barcos que se dedicaban a la pesca, la Consejería de Industria empleó algunos otros a labores como; el servicio de prácticos, o en servicio de enlace.

El destino del bou Arkale fue de práctico en la Ría, contando en su tripulación entre otros, los hermanos Patricio y Antonio Gutiérrez Moral, “los navarrillos”. Anteriormente estos hermanos antes de ir voluntarios al Arkale, estuvieron empleados en la Sección Marítima con un sueldo de 9 pesetas diarias. 

En aquel tiempo Patricio Gutiérrez junto a: José López Soler, José Muñoz Soler, David García González, José y Andrés Gaviña Andraka, Pedro y Marcos Sánchez Maricha, pertenecían como militantes del PCE al Sindicato Federación del Transporte Pesca e Industria Marítimas de España, UGT. 

Cuando a mediados del mes de junio del año 1937, las fuerzas franquistas entran en Portugalete, encontraron abandonados o hundidos un buen número de buques, entre los que se encontraban: “Arkale, Araba, ¡Ay N!, Félix Ciriza”,… mientras, la mayoría de sus tripulaciones fueron al frente de Asturias.

La primera participación que tuvo el buque Arkale en la Guerra Civil española, fue a raíz de encontrarse faenando cerca de las costas gallegas y ante la represión franquista del comienzo de la guerra, y en lo que se ha conocido como los sucesos de Cariño, el 23 de julio, 38 miembros del Sindicato de Industria Pesquera (CNT), embarcaron en este bonitero con dirección a Saint Nazaire- Nantes.

Entre los tripulantes se encontraba Manuel Ramos Escariz, Comisario Político de la 4ª Compañía del Batallón “Galicia”, nacido en Santiago (A Coruña) el 28 de marzo de 1912. Militante del Sindicato de Industria Pesquera de la CNT en 1936, participó en la resistencia en la zona hasta el 23 de julio, en que escapó de este puerto con dirección a Francia, en el vapor “Arkale” en compañía de los cuadros más destacados de la CNT de Cariño.

Manuel Ramos Escariz, en un momento determinado regresa a España y entra a formar parte del Batallón de Milicianos de Galicia, que entonces estaba al mando del Comandante José Moreno.
Una vez caído el frente asturiano, Manuel y José junto a catorce milicianos anarquistas trataron de volver a Galicia, bien a sus hogares, o bien a la provincia de A Coruña para usar los restos de infraestructura de la Confederación Nacional del Trabajo. 

En la noche del 29 al 30 de octubre del 37, parte de estos milicianos, cuando pasaban la noche en el puerto de Acebo, frontera entre Galicia y Asturias, fueron denunciados por vecinos a los falangistas y guardias civiles de la zona, que les capturaron y ejecutaron. El resto fue perseguido y acosado por los guardias y falangistas, la mayoría fueron asesinados y después enterrados en una fosa común en los alrededores, o en el cementerio de A Fonsagrada.

Aurelio Gutiérrez