lunes, 8 de abril de 2013

A LA MEMORIA DE JUAN PARDO SAN GIL, HISTORIADOR.



Hace unos días recibía la noticia de la muerte de Juan Pardo San Gil, uno de los mejores investigadores históricos que ha dado este país en las últimas décadas.

Tuve la ocasión de conversar un gran número de veces con Juan Pardo de diferentes temas que nos unían, desde todo lo concerniente a la última guerra carlista del siglo XIX a la presencia de la Marina Auxiliar Vasca en nuestro puerto como base de operaciones en la pasada guerra civil.



Juan Pardo era con mucho la persona con más conocimiento sobre la marina vasca durante la guerra civil, sus barcos, sus marinos y un largo etcétera relacionado con este tema. A él le debemos  el poder conocer hoy en día diversas vicisitudes de este apartado de la contienda  que tuvo su base de operaciones en Portugalete, los barcos en la dársena de Galdames y la burocracia en el Hotel, antigua residencia del indiano Manuel Calvo.



Si bien su trabajo remunerado era como Responsable de la Unidad de Coordinación de Oficinas Tributarias de Gipuzkoa, su verdadera pasión era la historia, publicando su “Crónica de la Guerra en el Cantábrico”, “Euzkadiko Gudontzidia La Marina de Guerra Auxiliar de Euzkadi”  o “Euzkadiko Gudontzia Irudietan” trabajos sin los cuales no se puede tener una percepción real de este periodo de la historia en nuestra localidad.

Fue colaborador de diversos organismos e instituciones entre ellos el Museo Naval de Gipuzkoa – Urtzi Museoa, medios de comunicación y revistas especializadas.



Sus estudios fueron trabajos muy documentados, rigurosos y nada sectarios, aportando datos que hasta la publicación de sus obras poco o nada se habían tratado y que siempre contaban con un importante aporte bibliográfico y documental.

Descanse en paz este historiador con mayúsculas, una persona afable y colaboradora siempre dispuesta a echar un cable a todos los que se lo pidieron.

Desde este blog deseo transmitir mi más sentido pésame a su familia así como a su entorno más cercano.

Gracias Juan por todo lo que nos enseñaste en vida.