domingo, 17 de noviembre de 2013

A LA MEMORIA DE FERNANDO DEL VALLE, PORTUGALUJO.



Hace unos días falleció Fernando del Valle Herce, portugalujo muy vinculado desde su infancia con la cultura de la villa.

Fernando nació el 31 de octubre de 1961 en la calle Casilda Iturrizar. Su infancia la pasa entre esta zona de la villa y la Plaza de la Ranchería, lugar donde no era difícil verle durante su infancia.



Sus primeros estudios los realiza en la Ikastola San Francisco Xabier ubicada en la calle Santa María de Portugalete, pasando posteriormente al Colegio Santa María dirigido por los Hermanos Menesianos. 

Se licenciaría en derecho en la Universidad de Deusto, formando parte con posterioridad de la plantilla del Consorcio de Aguas y de la empresa foral Lantik, ocupando en esta última el puesto de Jefe de personal.



Persona muy comprometida con la política local, fue elegido concejal en representación del Partido Nacionalista Vasco, formación de la que era  presidente de la junta  local en el momento de su fallecimiento. En esta etapa forma parte de los consejos de sociedades municipales como Surposa o de la Guardería Municipal.

Desde temprana edad estuvo muy vinculado a la cultura local. Fue un activo miembro de la Sociedad Berriztasuna, ocupando diversos cargos dentro de la misma, siendo uno de los Txistularis de este importante grupo portugalujo durante años.



Activo en celebrar las tradicionales fiestas jarrilleras no resultaba raro observarle en alguno de los actos de la Virgen de la Guía, participando en las fiestas de San Nicolás junto a los miembros de su cuadrilla o en los carnavales portugalujos disfrazado de lo que tocara ese año.

A Fernando le conozco de toda la vida, compartimos ikastola durante los años en los que permaneció en ella, compartimos partidos en la Ranche y mantuvimos cierta relación durante el medio siglo que hemos pasado en Portugalete.



Su fallecimiento me ha caudado una gran sorpresa, solamente hace unos escasos meses tuvimos la ocasión de mantener una pequeña conversación en un bar de la calle Marcelino Amenabar y nada hacía sospechar que estuviese manteniendo una guerra interna contra una grave enfermedad.

Descanse en paz esto portugalujo que con su trabajo y esfuerzo supo poner su pequeño grano de arena en  la cultura de la villa de Portugalete.   

4 comentarios:

Anónimo dijo...

la ikastola San Francisco Xabier, es la ikastola que el Elai-Alai tenía en sus locales de la calle Santa María

Anónimo dijo...

Goigoan bego lagun

Anónimo dijo...

goigoan bego lagun

Ander Iza dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.