domingo, 15 de marzo de 2015

SOBRE LA EXPOSICIÓN DE LAS FOTOGRAFÍAS DE PORTUGALETE REALIZADAS POR EL PINTOR BURGALES JUAN ANTONIO CORTÉS GARCÍA DE QUEVEDO.



Desde finales del pasado año la Fundación El Abra dentro de su publicación digital Blog El Mareómetro viene publicitando la localización de una importante colección de imágenes realizadas en el pasado siglo XIX por el pintor burgalés Juan Antonio Cortés García de Quevedo durante sus diferentes estancias en nuestra villa.

Según manifestaciones de la persona que mantiene de forma diaria este blog, Rubén Las Hayas Núñez, la localización de las mismas se debe a uno de sus colaboradores, publicando en el número 19 de los Cuadernos Portugalujos “el comienzo del año 2015 nos ha traído el descubrimiento de una serie de fotografías realizadas en la última década del siglo XIX, por el burgalés Juan Antonio Cortés García”.

Sorprende la utilización del término “descubrimiento” más cuando en la misma publicación podemos leer como varias de las imágenes ya habían aparecido en internet, indicando: “y alguna la hemos utilizado nosotros también en nuestra colección El Mareómetro con total desconocimiento de su autor y su procedencia”.
 
Lo que olvida el autor de esas líneas es indicar de donde procedían entonces las imágenes que ya utilizaron en el pasado en sus diferentes publicaciones antes de este “descubrimiento”, porque si desconocían la procedencia de las mismas, ¿de dónde las sacaron  para reproducirlas en sus publicaciones?, curioso, publicamos cosas y no sabemos de dónde las obtenemos.

Desde hace más de cinco años varias de las citadas instantáneas han ido apareciendo en este blog en distintas entradas, lugar del que se nutre de manera periódica y reiterada el Mareómetro en contenidos para sus publicaciones, sin embargo  esta organización nunca  cita la procedencia de sus contenidos cuando se trata de trabajos de este autor o de documentos localizados por el mismo que se publican en este blog. 

Si en este blog se cita la procedencia del lugar de origen de algunos de sus contenidos, en breve aparece una entrada similar a la realizada en este blog en la publicación digital anteriormente citada, indicando como origen no este blog sino el lugar donde este autor indica su origen, arrogándose como mérito propio un trabajo de localización realizado por otras personas. 

Por este motivo, y como ya lo he indicado en varias ocasiones, en este blog no se citan el lugar donde se localizan algunos de sus contenidos a menos que se soliciten, algo que se realiza de manera habitual desde hace años a todas las personas que diferentes lugares que así lo han requerido .

Esta pequeña entrada está dedicada a indicar que el supuesto “descubrimiento” por parte del Mareómetro de la colección de imágenes de Portugalete realizadas por el pintor  Juan Antonio Cortés García de Quevedo nunca ha sido tal ya que las publicaciones de la Fundación El Abra ya habían reproducido varias con anterioridad.

A pesar de contar con toda la colección de fotografías desde hace más de cinco años, tengo que decir que el mérito de su localización tampoco es mío, ya que las mismas me fueron cedidas por un buen amigo que las encontró en el archivo burgalés en las fechas citadas, indicándome que antes que él varios portugalujos ya habían pasado por el lugar teniendo acceso a varias de las mismas, debatiendo sobre lugares, cambios urbanísticos o edificaciones que ya no existen.

Aclarado el “No descubrimiento” o la no primicia de la localización de este fondo documental, algo que se ha magnificado por periódicos, cadenas de televisión así como mandatarios municipales (curioso esto último, muy curioso sabiendo en manos de quien está la cultura en nuestra localidad ) debo de indicar que me ha parecido una buena idea la exposición organizada por el Mareómetro divulgando este fondo, ya que de esta manera se llega a diferentes capas de la población que por diferentes motivos no tienen acceso a internet o no se manejan bien en estos medios de comunicación.     
Sin embargo, tanto la reproducción de las mismas como la manera como se han expuesto me han parecido deficientes.  En primer lugar no se ha parecido de recibo el no respetar la originalidad de la obra, es decir, el no reproducir el trabajo de este reconocido pintor tal como el mismo lo realizó en el pasado siglo XIX.

Las fotografías de  Juan Antonio Cortés García de Quevedo se han mostrado recortadas sin piedad, magnificando detalles y minimizando otros, es decir, ocultando la veracidad de lo que el observó en su momento en Portugalete así como el trabajo y la originalidad de su obra tal como ha llegado hasta nuestros días.    

El tamaño de las imágenes también me ha parecido rácano, pequeño y no acorde con la importancia de los fondos que se mostraban. Las fotografías se podían haber expuesto en un mayor tamaño, la tecnología así lo permite hoy en día, posibilitando de esta manera la apreciación de detalles de manera más clara.

También  se echa en falta un pequeño texto explicativo que sitúe al espectador en el lugar y en momento que se tomó la fotografía, indicando variaciones urbanísticas u otro tipo de modificaciones que se pueden percibir en la actualidad así como características en oficios o medios de transporte.

Finalmente también me ha llamado la atención la buena salud de las arcas municipales ya que si bien han tenido el dinero suficiente para financiar esta exposición, los Cuadernos Portugalujos o las publicaciones de la Fundación El Abra, no tienen un euro para publicar el libro que realicé sobre Manuel Calvo y Aguirre ganador del XI Premio de Investigación Histórica y que en contra de la opinión del jurado que aconsejaban la publicación de este trabajo por la calidad del mismo, nunca lo público, indicándome de manera personal un técnico del consistorio que mi libro ni se publicaba ni se iba a publicar por decisiones superiores. Gracias Mikel Torres, Gracias Italia Canna y gracias a algún que otro técnico y técnica. Eso es fomentar la cultura y la pluralidad.    

Espero que estas pequeñas reflexiones sirvan para aclarar a todos los que visitan de manera periódica este blog  algunos términos relativos a esta exposición, que aunque se repitan hasta la saciedad, no tiene por qué ser ciertos. Así mismo también me gustaría que los periodistas que cubren noticias sobre Portugalete se documenten de manera fehaciente no convirtiéndose  en portavoces de inexactitudes, otorgando méritos a personas que no los merecen. Si quieren saber quién localizó estas imágenes no tengo ningún problema en comunicárselo, pónganse en contacto conmigo por los medios habituales y se lo indicaré gustosamente, persona que no soy yo por lo que no me puedo atribuir ese “descubrimiento” y del que tengo conocimiento desde hace más de cinco años como ya ha quedado demostrado.

Espero que la entrada guste y hasta la próxima.