miércoles, 2 de junio de 2010

LEONOR TEJADA, ESCRITORA PORTUGALUJA



Continuando con las mujeres de la N. Villa que han destacado en diferentes facetas de su vida, traigo en esta ocasión al blog a Leonor Tejada Conde-Pelayo, reconocida escritora internacional, traductora y un largo etcétera más. Persona amable, campechana y extremadamente culta con la que tuve el placer de intercambiar muchos momentos en todos los viajes que efectuaba hasta la villa de Portugalete que la vio nacer desde México, país que la acogió como a otros muchos portugalujos tras la finalización de la guerra.

Leonor es todavía una persona comprometida que vivió grandes y duros momentos, plasmando algunos de los mismos en varias obras publicadas en el país azteca.

La biografía que inserto de la misma se publicó en el programa oficial de fiestas el año 1997, eran otros tiempos, siendo la misma completada en un boletín monográfico publicado por la Sociedad de Estudios Fray Martín de Coscojales y reproducida por reconocidas publicaciones del país.

Con Leonor completo de momento la saga de los Conde-Pelayo portugalujos, encontrándose en el blog información de su padre, su tío Volney además de su abuelo, el célebre médico Juan José.

La imagen que ilustra esta entrada está tomada en uno de sus últimos viajes a Portugalete, momento en la que fue recibida por el Concejal de Cultura del momento, Alfredo Palacio al cual se debe la única muestra de gratitud oficial realizada por el consistorio portugalujo a la descendiente de un médico al que muchos habitantes de Portugalete le deben un gran Agradecimiento. Hay que citar, que Leonor se entrevisto con otros concejales de su propio partido, pero según sus palabras el trato dejo mucho que desear de lo que la misma se esperaba.

Varios portugalujos tuvimos el honor de poder pasar muchas horas con la misma, entre ellos el poeta Mario Ángel Marrodán, al cual se le puede ver en la imagen junto a Leonor.


Sin más paso a reproducir la biografía citada.

Leonor nace el 30 de Septiembre de 1917 recibiendo en sus primeros años una gran influencia de su abuelo, de quien aprende el Esperanto.

En 1927, al fallecer su padre, se traslada a Francia con su progenitora, continuando con sus estudios de francés y aprendiendo inglés. Años después ingresara en la Sorbona obteniendo en Julio de 1936 el diploma de profesora de francés.

Tras la invasión de París por las tropas alemanas, en 1940, nuestra protagonista se traslada a Berlín ciudad en la que obtiene el diploma de profesora de alemán. En 1943 regresará nuevamente a la capital gala.

Al finalizar la contienda viaja a Guatemala junto con su madre y sus dos hijos, fijando su residencia en Méjico en 1960, lugar donde residía hasta su fallecimiento.

En este país realiza más de doscientas traducciones para diferentes editoriales, siendo además durante quince años profesora de francés en el Instituto Francés de América Latina y en la Alliance Francaise; profesora de lectura y redacción, con el grupo de maestros fundadores del colegio de bachilleres; traductora de la Rectoría de la Universidad Autónoma Metropolitana. Destacar que Leonor ha sido la traductora de la serie "Los Hijos de la Tierra".

Durante más de seis años fue el único miembro femenino del jurado del popular concurso televisivo “Sopa de letras” junto con diez profesores especializados en lingüística, columnista durante más de dos años en la página cultural del diario “Ovaciones” así como autora de un programa de radio, dentro de la cadena “Xela” de Méjico.

Ha escrito varios libros entre los que se pueden destacar : “Hablar bien no cuesta nada y escribir bien, tampoco” (1974); “Por la senda del rayo” (1978) novela con gran contenido autobiográfico; “¡Qué fácil es la gramática!” (1977); “Hablemos correctamente” (1990).

En la actualidad cuenta con 93 años y segun manifiesta su nieto los rumores de su fallecimiento que habian llegado a Portugalete son totalmente falsos, contando la misma con una buena salud y conservando su tradicional sentido del humor algo que recuerdo con expecial cariño.

Desde aqui, los portugalujos que tuvimos el honor y placer de estar contigo en tus viajes, te mandamos un fuerte y afectuoso abrazo.

Espero que la entrada guste y hasta la próxima.

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Haber si alguien se acuerda de ella y de tí tambien ,mas cultura popular y menos sectarismo es lo que necesitamos en este Pueblo.
Descanse en Paz.

Las cosas de Alex dijo...

Lo que pasa es que Leonor no tuvo suerte, ahora te recibe la concejala, la técnico y el sursuncorda y creo que si les ríes las ocurrencias tienes la puerta abierta en cultura, te dejan la sala para exposiciones, te publican y hasta te dan regalitos y subvenciones.
Una pena que no viniera unos años más tarde, 15 años mas tarde.

Anónimo dijo...

y te ponen alfombra y te cantan las mañanitas y la tecnico te invita a pintxos y te enseñan psicopedagogía recordando viejos tiempos, en fín un amor de relaciones y de glamour

Anónimo dijo...

Solo muere lo que se olvida y tú Leonor siempre estaras en nuestro corazón.

Arzak

Román dijo...

Estimado Piloto Mayor de la Barra. Me llamo Román y soy nieto de Leonor. En un momento de ociocidad y buscando información de mi abuela en la web, rápido llamó mi atención una publicación tan reciente en un blog de Portugalete, así que me puse de inmediato a leerla. Más me sacó una sonrisa el ver la amabilidad de sus palabras y el cariño con el que se expresa de mi abuela, sin embargo, debo hacer una precisión. Mi abuela está viva, en México, felizmente hace once días celebramos con ella su cumpleaños número noventa y tres, todos en familia, y me alegra decir que a pesar de su edad goza de perfecta salud, una memoria fantástica y su habitual sentido del humor. De hecho, el pasado mes de Agosto publicó su último libro, "A carcajada medio limpia", un compendio de chistes de todos los colores y para todas las edades, y sobra decir, todos ellos de memoria. Dirijo a usted estas líneas, esperando que pueda rectificar en su blog lo escrito de su fallecimiento, ya que si Dios así lo permite, tenemos Leonor para rato. Me pongo a sus órdenes en roman.paiz@gmail.com. Saludos.

Piloto Mayor de la Barra dijo...

Muchas gracias por la información.
En primer lugar indicarte que me alegro muchísimo de que Leonor se encuentre perfectamente. Las noticias que nos habían llegado era que había fallecido lo cual me entristeció mucho ya que tenemos, tanto yo como mi mujer y mi hijo un gran recuerdo de ella.
Estuvo en nuestra casa varias veces y te puedo decir que ha dejado en nosotros una gran huella, tanto de su presencia, así como de todas las conversaciones que tuvimos.
Te mandaré un correo y ya de manera privada conversaremos más detenidamente.
Muchas gracias por la información

Anónimo dijo...

Soy la hija de Leonor Tejada. Gracias a mi sobrino hemos reanudado el contacto con los queridos portugalujos que ella recuerda con tanto cariño. En cuanto esté de humor me dictará datos biográficos de su padre, José Tejada, y de su tía Delfina Conde-Pelayo.

Piloto Mayor de la Barra dijo...

Muchas gracias y como ya tenemos nuestros correos cuando quieras me mandas lo que creas oportuno a la dirección privada.
Gracias y dale muchos recuerdos a tu madre de todos los que nos acordamos de ella.
Un fuerte abrazo y quedo a la espera de vuestras noticias.

Anónimo dijo...

Sé que hace mucho que nadie escribe en este hilo, pero no quiero dejar pasar esta oportunidad de comentar un dato sobre esta escritora que me tiene confusa. Estoy leyendo la saga de Los Hijos de la Tierra, de Jean M. Auel y traducción de la señoraTejada. Acabo de empezar el tercer libro y me he encontrado con la desagradable sorpresa de que se comete laísmo en la traducción. Algo que no ocurre en los dos primeros libros. Por lo que sospecho que no han sido traducidos por la misma persona. Aunque figure como traductora la señora Tejada no creo que una portugaluja culta cometa laísmo. Y menos que lo haga a veces sí y a veces no. Lo que creo es que se ha arrogado un trabajo que realmente no ha hecho. Y eso es muy triste, aunque habitual. Usar "negros" para que hagan el trabajo que luego se firma como propio es reprobable y da vergüenza ajena, pero es mucho peor no molestarse siquiera en revisar el trabajo que se va a firmar fraudulentamente y admitir mediocridades. Es una grandísima decepción que me duele más al comprobar que se trata de una mujer y de una paisana.