jueves, 22 de julio de 2010

HELIODORO OTADUY, ALCALDE DE PORTUGALETE



Uno de los personajes que no dejaron indiferente a ninguno de los portugalujos de su época que tuvieron la oportunidad de tratar con el , es sin lugar a dudas el antiguo alcalde de la localidad jarrillera Heliodoro Otaduy y Ruiz, nacido en Portugalete el 4 de julio de 1867, siendo bautizado en la parrroquia de Santa María con los nombre de Heliodoro Secundino.

Hijo de Timoteo Otaduy Aizpuru y de Agapita Ruiz Bernaola (matrimonio que contrae nupcias en Portugalete el 21 de agosto de 1848) será el menor de una prolífica e influyente familia de ocho hermanos entre los que cabe destacar a Manuel Otaduy, secretario personal del rico banquero Manuel Calvo y Aguirre desde su llegada a La Habana, hasta el fallecimiento de este en 1904 o de Antonio de Otaduy, empresario portugalujo afincado en México.

Educado en unas profundas ideas conservadoras, su padre fue en vida uno de los principales lideres carlistas de la localidad, el joven Heliodoro se adentra con el tiempo en el mundo de los negocios mineros, industriales, oleonaftas, aceites, etc.

Con un importante capital, se le consideraba en su tiempo entre las personas de mayor fortuna de la localidad, posee gran número de acciones y títulos, destacando las de la línea de ferrocarril de Bilbao a Durango, obteniendo el cargo de revisor de cuentas en la junta de accionistas de la citada entidad celebrada en Bilbao el 28 de mayo de 1902.

Un año antes (1901) Otaduy presenta solicitud de registro de 6 hectáreas de la mina de hierro “Bibiana” situada en el paraje llamado Trueba, parroquia de Leiguarda en los concejos de Salas y Miranda y de 75 hectáreas en el mismo municipio para la mina de hierro Agapita.



En enero de 1908 figura como uno de los principales accionistas de la compañía adjudicataria de la explotación de las minas de Echolaberri. Otaduy junto con Indalecio Dolarra e Ibarra entre otros, forman la sociedad para la explotación de minas en la localidad de Hernani, contando con un capital social de 450.000 pesetas dividido en 900 acciones de 500 pesetas de valor nominal. Dos años después forma parte del consejo de administración de la sociedad anónima formada en Bilbao para la explotación de la patente española de lámparas incandescentes de filamento de carbón.

En marzo de 1926 forma parte de la comisión liquidadora de un crédito a la Unión Minera como representante de la Diputación, ostentado el cargo de presidente de la citada junta así como miembro de la comisión permanente.

Naturalmente una persona con el capital e influencias tan importantes en esa época tenia que adentrarse en el mundo de la política local y provincial. En 1911 forma parte del consistorio jarrillero como concejal de la minoría monárquica, acompañando al alcalde de Portugalete en las continuas recepciones ante los reyes en sus frecuentes visitas a Portugalete en las temporadas estivales.

Cuatro años después (1926) es nombrado diputado provincial por la circunscripción de Balmaseda por el Ministro de la Gobernación, siendo alcalde en 1922 por la adscripción monárquica, uno de los pocos de este partido con los que contó Portugalete en el pasado. En 1929 hace entrega en nombre de los albaceas testamentarios de Ceferino Careaga al presidente de la diputación de 200.000 pesetas donadas para mejorar todos los caseríos de la provincia de Vizcaya.


Durante toda su vida fue uno de los más importantes amigos y aliados con los que contó Manuel Calvo en Portugalete, departiendo con el mismo cada vez que el indiano portugalujo recalaba en la villa.

Contrajo matrimonio ya con cierta edad con Carmen Luengo con la que no llega a tener descendencia.

Otaduy fue considerado como un cacique local durante toda su vida, manejando los entresijos de la política municipal desde el sillón de máximo responsable del consistorio jarrillero dentro de las filas del partido monárquico.

De ideas profundamente religiosas, Otaduy colabora con frecuencia en diversas actividades con comunidades religiosas del entorno.

Su impronta conservadora dejó tanta huella en Portugalete que incluso después de muerto se le abrió un expediente por parte de las autoridades republicanas figurando en sus páginas afirmaciones tales como: “persona fallecida, afiliada al Circulo Monárquico y alcalde de Portugalete en tiempos de la Monarquía. Destacado enemigo del régimen y reconocido cacique local contrario a todo progreso de justicia e ideales. Proverbial su tacañería con los obreros necesitados. Se le declara desafecto y sedicioso”. El informe se encontraba fechado el 6 de febrero de 1937.

Espero que esta primera biografía de Heliodoro Otaduy guste, ilustrando la misma con varias fotografías del mismo, entre ellas la foto de la boda de la pareja Otaduy Luengo, el recibimiento a la reina en una de sus continuas llegadas a Portugalete o una imagen posando en la etapa de máximo dignatario del consistorio jarrillero.

Hasta la próxima.

5 comentarios:

augusto dijo...

Como se llamaban los Otros Hijos de Timoteo y Agapita?

Jose T. Otaduy dijo...

Saludos, soy José Otaduy, descendiente de la rama de los Otaduy y Aspiazu.
Debo agradecerte por ayudarme a buscar información de los datos de los Otaduy en el siglo XIX.

Jose T. Otaduy dijo...

Hola, aprecio mucho que pueda encontrar información de mis antepasados. Soy Jose Otaduy y provengo de la rama de los Otaduy Aspiazu, si alguien quiere conocer el paradero de algún familiar Otaduy podéis contactar conmigo

lavillateresa cuba dijo...

Hola Jose,
Me gustaría tener informacion de Manuel de Otaduy y Ruiz, el vivno a vivir en Cuba.

lavillateresa cuba dijo...


Hola,

Quisiera tener más información de Manuel de Otaduy y Ruiz, asi como sus fotos y la historia de su casa LA Villa Teresa en la Vibora, Cuba.

Silvio